El cuerpo del futbolista del Sao Paulo, que estaba cedido en el Sao Bento, fue encontrado la noche del pasado sábado casi decapitado y con sus genitales cortados y tirados en un arbusto. Aún se desconoce la causa real de su muerte, pero algunos medios aseguran que fue torturado.

«Desde la aparición del cuerpo, fue una situación muy violenta. El hombre tenía dos cortes profundos en el cuello, su cabeza estaba casi decapitada y sus genitales estaban cortados», señaló la policía a los medios.

«El jugador fue descubierto en Sao Jose dos Pinhais en el estado de Paraná, en el sur de Brasil, por personas que iban caminando por la zona», según informa el diario Marca.

Su equipo lanzó un mensaje por su cuenta de Twitter: «El Sao Paulo F. C. lamenta profundamente la muerte del centrocampista Daniel Correa Freitas, el club se solidariza y presta sus condolencias a la familia del jugador».

Los motivos del asesinato aún son investigados por la policía.

Fuente: https://www.marca.com/futbol/futbol-internacional/2018/10/29/5bd7269be2704efc738b4576.html