Científicos desarrollan un «tercer brazo» robótico que podría manejarse con la respiración

FECHA:

Ginebra, 13 dic- Científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) han desarrollado un sistema de manejo de aparatos articulados que utiliza los movimientos del diafragma a través de la respiración, y con el que un ser humano podría operar un tercer brazo robótico para distintos usos.

El sistema forma parte del Third Arm Project, un proyecto de colaboración científica con el que se quiere dotar a seres humanos de un miembro robótico que les ayude en tareas de la vida cotidiana o pueda ser utilizado, por ejemplo, en operaciones de rescate.

Inicialmente pensado para ayudar a personas amputadas, el proyecto de investigación ha extendido su campo y ahora también se concibe como una posibilidad para personas que tienen sus dos brazos en perfecto estado, pasando del enfoque rehabilitatorio al del perfeccionamiento humano, destacó un comunicado de EPFL.

«Nuestros trabajos abren nuevas y apasionantes posibilidades, mostrando que podemos controlar brazos suplementarios, de manera simultánea al uso de los naturales», destaca el neuroingeniero Silvestro Micera, uno de los responsables de la investigación y profesor de bioelectrónica en la Escuela Superior Santa Ana (Italia).

En el estudio, donde han participado 61 personas como voluntarias en test, primero se creó un entorno virtual donde ya se buscaba el uso del diafragma (el músculo en forma de cúpula que separa los pulmones y el corazón del abdomen) para accionar un brazo, en esos iniciales experimentos meramente digital.

En las últimas etapas de la investigación, publicada en la revista especializada Science Robotics, se creó un verdadero brazo robótico por ahora muy simplificado, apenas una varilla que puede ser extendida o replegada para señalar cosas.

«El control del tercer brazo con el diafragma es muy intuitivo, sus usuarios aprenden a operarlo muy rápidamente (…) y ese control no afecta a la capacidad del usuario de habar de forma coherente», indicó Giulia Dominijanni, investigadora del proyecto.

Uno de los objetivos principales del estudio es comprender el sistema nervioso, viendo cómo afecta al cerebro la posibilidad de efectuar operaciones completamente nuevas, y ver si ello puede afectar a la capacidad de aprendizaje, una investigación que puede ser útil para personas discapacitadas o afectadas por ictus.

«Se trata de adquirir nuevas funciones motrices, mejoras que vayan más allá de las funciones existentes, sea en una persona sin discapacidad o discapacitada, enlazando la rehabilitación con el perfeccionamiento», señaló el coautor del estudio Solaiman Shokur.

El equipo que realiza esta investigación podría ofrecer en el futuro nuevas sorpresas, ya que estudia también la posibilidad de usar los músculos de las orejas, responsables de muy leves movimientos, para desempeñar nuevas tareas, tales como desplazar el ratón de un ordenador.EFE.

COMPARTIR NOTICIA:

Síguenos en redes

145,000FansMe gusta
3,100SeguidoresSeguir
25,000SeguidoresSeguir
21,388SeguidoresSeguir
21,600SuscriptoresSuscribirte

Muro de Facebook

Popular

Más Noticias

Gol más rápido del ‘capitán América’ deja atrás a Bolivia

Arlington (EE.UU.), 23 junio de 2024.- Apenas 3 minutos...

Daniel Garnero: «Es obvio que la favorita sea Colombia, pero esto es fútbol»

Houston (EE.UU.), 23 junio de 2024.- El seleccionador de...

Sebastopol sufre ataque ucraniano: 4 fallecidos y 151 heridos

Moscú, 23 junio de 2024.- El gobernador de Sebastopol,...

Dos ataques a barcos en el mar Rojo y el océano Índico reivindicados por los hutíes

Saná, 23 junio de 2024.- Los rebeldes hutíes del...