Cogieron a Cucho Iván y a otros “duros” del combo Curazao de Robledo, comuna 7 de Medellín

618
Compartir Noticia

Luego de 19 meses de investigación, unidades de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, en coordinación con la Fiscalía y el apoyo de la Alcaldía de Medellín, capturaron a 11 personas dedicadas a diferentes actividades delictivas en el noroccidente de Medellín, con los cuales venían afectando la seguridad y convivencia de los ciudadanos de esta zona de la ciudad.

Entre los capturados se encuentra alias Cucho Iván, de 56 años de edad, cabecilla del grupo de delincuencia común organizada Curazao, quien lideraba las acciones criminales en los barrios Monte Claro y Curazao y en los sectores conocidos como Villas de Santafé, Santamaría, Territorio Robledo y Civitón, donde ejecutaban principalmente extorsiones y tráfico de estupefacientes, con las cuales obtenían rentas criminales por 50 millones de pesos mensuales aproximadamente. Por estas acciones delincuenciales, fue recolectado una serie de material probatorio que permitió que fueran libradas las órdenes de captura contra los integrantes del grupo delincuencial común organizado liderados por alias Cucho Iván.

Fueron 15 diligencias de allanamiento y registro en la comuna 7 de Medellín en las que se logró capturar a 11 personas, además del cabecilla fueron detenidos sus tres coordinadores conocidos como alias Kimbo, alias el Gordo y alias Kilan, de 20, 21 y 31 años de edad respectivamente. Además los integrantes quienes se hacen llamar alias Cofla, alias Chamo, alias Chinga mayor, alias el Coste, alias Maikol, alias Manguera y alias May, con edades entre los 20 y 30 años. Todos eran solicitados por los delitos de concierto para delinquir, desplazamiento forzado, lesiones personales dolosas y hurto calificado y agravado.

Estos últimos registran antecedentes por los delitos de tráfico de estupefacientes, porte de armas de fuego, hurto calificado, extorsión y lesiones personales.

En los procedimientos policiales se les incautó $1.210.000 en efectivo, 1 revólver calibre 38 milímetros largo, 6 cartuchos calibre 38 milímetros y 1 teléfono celular.

Dentro de las principales víctimas de los hoy capturados están las rutas de servicio público de la zona, a quienes obligaban al pago por cada uno de los vehículos, además las viviendas, locales comerciales de acuerdo a sus ventas y tamaño, a las chazas de vendedores informales, trasporte de víveres y servicios, lo que les permitía obtener rentas criminales mensuales de más de $20.000.000 aproximadamente, unido a las rentas que obtenían por el tráfico de estupefacientes aproximadas a los $30.000.000 mensuales. Estas rentas ilegales les generaban un gran poder económico y adquisitivo para compra de armas de fuego.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here