Colombia asegura que la crisis migratoria en Necoclí empieza a normalizarse

Migrantes de diversas partes del mundo compran tiquetes para Capurganá en el embarcadero de Necoclí (Colombia). EFE/ Mauricio Duenas Castañeda/Archivo
Compartir:

Bogotá, 10 agosto de 2021.- Las autoridades migratorias de Colombia aseguraron este martes que solo unos 3.000 de los más de 12.000 haitianos que estuvieron represados por más de dos semanas en la localidad de Necoclí, primer punto de la travesía por el Darién, permanecen en el lugar, lo que indica que la situación empieza a normalizarse.

“Pasamos de tener 12.000 migrantes (y) hoy en día la proporción de migrantes en Necoclí es bastante reducida. Estamos hablando de aproximadamente 3.000 haitianos en la zona con lo cual se va normalizando el procedimiento y esperamos que se restablezca esa movilización”, explicó en una rueda de prensa el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa.

En contexto “Te advierten no ir pero la necesidad está”, hablan los migrantes del Darién

Los migrantes, en su mayoría haitianos que buscan llegar por mar a otras zonas costeras del golfo de Urabá para poder adentrarse en el Tapón del Darién, la peligrosa selva fronteriza entre Panamá y Colombia, quedaron varados en Necoclí al no poder comprar sus billetes para seguir su camino hacia Norteamérica.

Migrantes caminan, el 3 de mayo de 2021, por Necoclí (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

Espinosa aseguró que “es absolutamente normal” que cuando se intensifican los controles en los pasos fronterizos se visualicen en algunos puntos más migrantes de lo habitual, y que la emergencia en Necoclí, que hace parte del departamento de Antioquia (noroeste) “no es un fenómeno (de) 2021 y se ha ido presentando a lo largo de los años”.

Sin embargo, la numerosa presencia de migrantes en las calles y las playas de Necoclí, puso al límite los sistemas de salud, servicios públicos y alimentos de ese pueblo de unos 72.000 habitantes.

Ante esa situación, el alcalde de Necoclí, Jorge Augusto Tobón, se vio obligado, hace más de una semana, a decretar la calamidad pública y a pedir ayuda al Gobierno Nacional.

PELIGROS EN LA FRONTERA

El Tapón del Darién es la frontera natural entre Colombia y Panamá por la que cada año pasan miles de migrantes, en los últimos años en su mayoría haitianos y cubanos, en su tránsito hacia Norteamérica.

Esta selva es considerada una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo no solo por las características propias de este ecosistema, sino por la presencia de grupos criminales.

Leer Hasta 650 migrantes podrán pasar a diario de Colombia a Panamá

Las autoridades colombianas señalan que los migrantes que se aventuran a pasar por el Tapón del Darién son presa de los coyotes (traficantes de personas), que cobran altas sumas por llevarlos por la espesa selva y muchas veces los viajeros perecen en esa travesía.

“Lamentablemente en la zona del Urabá hay unas condiciones de criminalidad (…) Ahí lamentablemente se han instrumentalizado migrantes para el paso de droga a lo largo del Tapón del Darién, por eso se viene desarrollando un trabajo de judicialización e inteligencia con carácter binacional para generar las respectivas sanciones”, afirmó hoy Espinosa.

Por las condiciones de este punto fronterizo, Panamá y Colombia acordaron el viernes pasado crear un paso “seguro”, “humanitario” y progresivo de los migrantes, preferiblemente por el mar, aunque aún se desconoce cómo será el procedimiento.

Compartir:
Total
1
Shares
Previous Post

Hasta 650 migrantes podrán pasar a diario de Colombia a Panamá

Next Post

Argelia se enfrenta al fuego por tercer día con un balance de 69 víctimas

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: