La población del municipio de Puerto Santander (Norte de Santander) se encuentra en máxima alerta debido a una serie de detonaciones, que en la mañana de este martes se originaron en la población venezolana llamada Boca de Grita, donde al parecer se produjo un ataque armado con un saldo extraoficial de 12 muertos y 10 más heridos

Aunque las autoridades colombianas no han podido clarificar la ocurrencia de este hecho violento, por haberse presentado al otro lado de la línea divisoria, uniformados de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) lograron la captura de dos hombres, que cruzaron el río Grita a bordo de una balsa para ingresar a Colombia y buscar asistencia médica.

De acuerdo con el coronel José Palomino, comandante de la Mecuc, los detenidos son dos integrantes de Los Rastrojos, que al momento de su aprehensión fueron sorprendidos con prendas de uso privativo de la Fuerza Pública y abundante arsenal de guerra.

“Los hombres fueron trasladados a un centro asistencial y con ellos estamos averiguando qué ocurrió al otro lado de la frontera. Hay muchos rumores y hasta tanto no tengamos claridad de lo ocurrido, no podremos entregar más información”, indicó el oficial.

Versiones de comunidades de la población venezolana indican que el enfrentamiento estaría relacionado con el cobro de cuentas provenientes del contrabando de combustible.

Entretanto, la oposición venezolana, que tiene asiento en la Asamblea Nacional de ese país, ya se pronunció frente a esta arremetida violenta. En su cuenta en Twitter, el diputado Franklyn Duarte confirmó el asalto armado y aseguró que hay 12 muertos y más de 20 heridos.

«Cuando estamos en plena sesión, recibo la información que en la frontera de Puerto Santander del Táchira tenemos un saldo de 12 asesinados, producto de enfrentamiento de grupos irregulares. Hay más de 20 heridos por bala. Vemos con preocupación que los cuerpos de seguridad no actúan como lo exigen la constitución y las leyes.

Tomado de El Tiempo