Ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Ginebra (Suiza), la Comisión Internacional de Juristas (CIJ) pidió fortalecer y apoyar a la JEP.


Esta entidad les solicitó a los miembros de la ONU y a otras partes interesadas “proporcionar asistencia técnica y desarrollo de capacidades para fortalecer las garantías de los derechos de las víctimas en los procedimientos del JEP».

También le pidió al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas “seguir de cerca el trabajo de la Jurisdicción Especial para la Paz para garantizar que contribución efectiva al cumplimiento de las obligaciones de Colombia en virtud del derecho internacional».

Igualmente, la CIJ explicó cuáles son los desafíos de esta Jurisdicción, entre ellos, garantizar la participación efectiva de las víctimas, imponer sanciones de acuerdo con los estándares internacionales, y que “las autoridades nacionales, incluidos el Presidente y el Parlamento, respeten la independencia judicial de la Jurisdicción Especial».

Asimismo, manifestó que “la plena implementación del Acuerdo de Paz es importante para el cumplimiento de las obligaciones internacionales de derechos humanos de Colombia, incluidos los derechos de las víctimas».

Desde 2018 esta organización no gubernamental, con sede en Ginebra (Suiza), ha monitoreado el trabajo de la JEP. De hecho, en junio de 2019, presentó el informe Jurisdicción Especial para la Paz: análisis a un año de su entrada en funcionamiento, que documenta los desafíos y analiza la implementación de los instrumentos y mecanismos de justicia transicional en Colombia.