Comuna 8 de Medellín, décadas bajo control criminal e indiferencia institucional

222
Compartir Noticia

Redacción Análisis Urbano

El viernes 17 de febrero, a las 8:30 p. m., se presentó una fuerte tensión en la comuna 8 de Medellín, concretamente en la carrera 14 con calle 56 del barrio Villatina. El oficial de policía Juan Carlos Herrera Londoño y un presunto miembro de la banda La Libertad, Jhon Fernando Rodríguez conocido como alias Chupo quien al parecer era el jefe de sicarios de la banda San Antonio, fallecieron a consecuencia del enfrentamiento. Otras cuatro personas resultaron heridas, entre ellas un menor de diecisiete años que fue capturado por la policía.

Los resultados de la confrontación mostraron que en esa comuna donde hay 29 bandas al servicio de las diferentes líneas de la Oficina del Valle del Aburrá y hace igualmente presencia el Bloque Sierra de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC). Las armas largas (fusiles) pululan y son parte del poderío militar del crimen urbano.

Lo sucedido llevó a la institucionalidad, en cabeza del alcalde Federico Gutiérrez y el comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (MEVAL), a reforzar los controles en la zona que se encuentra militarizada.

Sin embargo, Análisis Urbano y la ONG Corpades se preguntan, ¿Por qué se actúa mediáticamente y no se implementa una estrategia de seguridad integral conociéndose que históricamente la comuna 8 está en manos de las estructuras paramafiosas y sus bandas? ¿Improvisación? Pareciera que sí.

Control criminal en la comuna 8

Comuna 8 de la ciudad de Medellín. Foto Análisis Urbano

Lo ocurrido el 17 de febrero pareció ser un hecho sin precedentes que hizo movilizar a la institucionalidad, pero resulta que no fue así; ese tipo de situaciones donde se presentan enfrentamientos armados con fusilería y donde son asesinados policías, criminales y civiles inocentes son constantes, la historia reciente de esta comuna así lo demuestran, Análisis Urbano presenta varios casos.

A principios de noviembre de 2012 se presentó un enfrentamiento armado entre la banda liderada por alias el Gomelo, patrocinada por las AGC y la Policía Nacional. El saldo fue de tres policías y un miembro de la seguridad del criminal muertos, además de varios heridos y la realización de un falso positivo judicial que llevó a la cárcel a cinco personas inocentes que fueron acusadas de ser criminales.

El 16 de agosto de 2014, Análisis Urbano publicó la denuncia: Fiesta criminal en la comuna 8 de Medellín, la ciudad “más innovadora”; mostrábamos cómo en esta ciudad tan premiada y reconocida, muchas cosas estaban ocurriendo; infortunadamente varias de estas en detrimento de la ciudadanía de la ciudad y la democracia: “También la ‘innovación’ se ve en el territorio: 70 % de este se encuentra en manos del crimen. En otras palabras, el cogobierno de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, (AGC) o Urabeños, y la Oficina del Valle del Aburrá, es evidente, el alcalde Aníbal Gaviria y el resto de la institucionalidad no prestaron atención, dejaron que el crimen se fortaleciera y consolidara”.

En septiembre de 2015 publicamos el artículo: Criminales de la comuna ocho festejan y se burlan de la miopía institucional; en este se demostraba que a pesar de los anuncios oficiales que hablaban de la caída histórica del homicidio en Medellín debido a la articulación de las autoridades, la inteligencia y una fuerte inversión, aumento de cuadrantes de la Policía Nacional y la creación de la Secretaría de Seguridad, la comuna ocho y el resto de la ciudad metropolitana estaba bajo el Pacto del Fusil acordado por las estructuras paramafiosas y que aplicaba la desaparición forzada; además tenía una robusta nómina paralela que les daba protección oficial. Igual que en años anteriores, los oídos de la institucionalidad no fueron receptores de las denuncias, optaron por  dejar hacer, dejar pasar para no dañar la imagen de ciudad innovadora.

En febrero de 2016, 45 días después del inicio de la administración del alcalde Federico Gutiérrez, nuevamente se denunció que: “Sigue fiesta criminal en comuna 8: venta de lotes engrosan finanzas ilegales”; se mostraron las imágenes de los lotes que se estaban vendiendo y quiénes lo estarían haciendo. Allí aparecieron criminales como los alias Tito, Chómpiras, el Burro, Winston P., en La Libertad; y J. Arroyave, La Garra, Yompa, Beto y Sombrilla del Pinar del Cerro o Corvide; además de Marlon el Chivo, Memo, JP, Yonier o Chumilo, Pubis, personajes reconocidos por dedicarse a la consecución de dinero a través de plazas de vicio, vacunas y venta de lotes, pero que transitaban sin problemas por la comuna. Eso evidenciaría la protección oficial que los abrigaría desde la Estación de Policía Villatina, con la excepción de algunas capturas la situación siguió igual pese a los anuncios de lucha frontal contra el crimen de parte del alcalde Federico Gutierrez.

El 26 de enero del 2017, nuevamente se denunció que “Criminales continúan vendiendo lotes ilegales en la comuna 8 de Medellín”. Se esperaba una oportuna reacción de la institucionalidad, desafortunadamente no ocurrió hasta el 17 de febrero cuando cayó abatido un miembro de la Policía.

La ONG Corpades y la Agencia de Prensa Análisis Urbano preguntan: si la institucionalidad hubiera atendido las denuncias y hubiera actuado a tiempo con una estrategia seria y no mediática, ¿se podría haber evitado lo sucedido el 17 de febrero? ¿Cuántos de los criminales denunciados podrían haber participado en el enfrentamiento del 17 de febrero?

Próxima entrega: Quiénes son los criminales que controlan la comuna ocho de Medellín

Temas relacionados 

Criminales continúan vendiendo lotes ilegales en la Comuna 8 de Medellín

Sigue fiesta criminal en comuna 8: venta de lotes engrosan finanzas ilegales

Fiesta criminal en la Comuna 8 de Medellín, la ciudad “más innovadora”

Resultados del operativo que capturó a “Gomelo” en Comuna 8, ¿falsos positivos?

Estructuras paramafiosas viven su diciembre anticipado en la Comuna 8

Valle de Aburrá pierde el año en seguridad

Apunte Urbano: Seguridad no funciona si esta infiltrada

La seguridad es un asunto de todos en Medellín

¿Por qué no dar un giro de 180° a la estrategia de seguridad de Medellín?

Alcalde Gutiérrez, la seguridad va mal en Medellín

 

 

 

 

 

Compartir Noticia

1 Comentario

  1. Culpables de todo lo que ha sucedido y lo que continua sucediendo, es la falta de gobernabilidad por parte de los que tienen el poder, pues solo gobiernan para su grupo de oligarcas, pues es la falta de oportunidades, pues si a todo el mundo se le mantiene ocupado produciendo para el país, capacitándose en las instituciones educativas y de formación para servir al país en lo que lo requiera, que todos, de acuerdo a sus capacidades tengan un empleo, casa, salud completa y gratuita, en síntesis, que todos los colombianos nos sintamos protegidos, que nuestra subsistencia este garantizada, que sintamos el afecto por parte de quienes gobiernan, que se nos permita participar pero de verdad, en las decisiones que se tomen para mejorar en el país, que nos sintamos identificados con todo para un mejor vivir, que haya de verdad entendimiento entre todos, que tengamos nuestro tiempo de ocio pero sin stres, que se nos tenga en cuenta cualquier creación que hagamos, cualquier idea, y que en la práctica nos sintamos libres, solo así se podría decir que esta patria es nuestra y que todos la vamos a mejorar cada vez más. Pero no es aumentando el pie de fuerza publica e ilegalmente constituida ni creando más leyes ni aumentando los tiempos de penas. que nos reconozcan nuestros derechos para que puedan exigirnos los deberes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here