Concejo de Medellín examinó problemática de niñas, adolescentes y mujeres desaparecidas

Foto cortesía

En plenaria virtual realizada en el Concejo de Medellín, los corporados examinaron las acciones tomadas por la Administración para combatir la problemática de las niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres dadas por desaparecidas.

La concejala Dora Cecilia Saldarriaga, primera bancada citante, del Movimiento Político Estamos Listas, señaló que los barrios con mayor incidencia de esta problemática son Robledo, Santo Domingo, Prado Centro, Castilla y el corregimiento de San Antonio de Prado. A la vez, informó que de las mujeres reportadas como desaparecidas de enero a junio de 2020, el 52 por ciento son niñas, 24 por ciento jóvenes y el porcentaje restante son adultas.

Agregó que, el mayor número de mujeres reportadas se encuentran en la etapa de la niñez, concretamente en los 11 y los 14 años. Algunas hipótesis sostienen que estos casos se deben a redes de explotación sexual, violencia sexual incestuosa, roles de las madres, contextos familiares con hombres armados, enfermedades mentales y barrios periféricos de la ciudad.

Para finalizar, habló de la estrategia Buscarlas Hasta Encontrarlas, que tiene como objetivo elevar el valor de la vida de las mujeres y generar una respuesta institucional en los casos denunciados, entre otras. Expresó que, hay desarticulación institucional para dar respuesta, no hay prioridad de realizar búsquedas inmediatas ni claridad de la responsabilidad de cada dependencia, además, se presentan interpretaciones generalizadas para cada caso en concreto. Las niñas no desaparecen, las desaparecen, comentó.

Por su parte, el corporado Luis Bernardo Vélez, segunda bancada citante, del Movimiento Político Independientes, dijo que es pertinente traer una reflexión tan importante al recinto del Concejo de Medellín y que una de las esperanzas más grandes que pueden tener las víctimas y sus familias, es visibilizarlas poniéndolas en la agenda pública y no ocultarlas o permitir que se naturalice. Añadió que, hay un gran número de subregistro debido al desconocimiento, entre otras razones.

Indicó que hay tres temas que urgen fortalecer en Medellín frente a esta situación, la primera es la necesidad de informar a la ciudadanía sobre las rutas de reporte y denuncia de personas desaparecidas; la segunda es avanzar en la transformación de imaginarios sociales, y por último, fortalecer la atención y las rutas de búsqueda. Para finalizar, dijo que la respuesta por parte de la Administración y demás instituciones debería ser eficaz e inmediata.

El secretario de Seguridad y Convivencia, José Gerardo Acevedo Ossa, socializó el Plan Integral de Seguridad y Convivencia -PISCC, donde las violencias contra la mujer y violencia intrafamiliar son segundas en las prioridades en el accionar, siendo el crimen organizado la primera.

Advirtió que estas violencias tienen unas actividades de prevención y atención, articuladas con organismos de seguridad y justicia e instituciones de la ciudad. También habló del Circulo Azul que es el Mecanismo de Búsqueda Urgente, en cabeza de la Fiscalía General de la Nación y del cual la Secretaría es un articulador o colaborador del mismo.

La secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Mónica Alejandra Gómez, manifestó que desde la subsecretaría de Derechos Humanos en el componente de dignificación, se realiza acompañamiento psicosocial, jurídico y atención en crisis a la familia de la persona desaparecida hasta el momento que aparece. Hizo énfasis en que el tiempo es crucial y por eso han realizado campañas pedagógicas de mano de la Policía Metropolitana para desmitificar las 72 horas de espera antes de hacer una denuncia.

Por otro lado, la secretaria de las mujeres, Juliana Martínez Montoya, resaltó la extrema gravedad del delito de desaparición forzada, el cual ha sido reconocido en el derecho internacional de los derechos humanos como un crimen de lesa humanidad. Se refirió a la Línea 123 Agencia Mujer que cuenta con un presupuesto de $ 2.377 millones de pesos y la cual es un mecanismo articulador para la gestión y derivación de casos de violencia contra las mujeres, incluyendo los casos de desaparición forzada.

En el desarrollo de la plenaria, Carol Rojas, experta invitada del Observatorio Feminicidios de Colombia, dijo que la violencia sistemática y la falta de garantías y protección por parte del Estado son el escenario propicio para la desaparición de mujeres, el feminicidio, la violencia sexual y la feminización de la pobreza. Concluyó diciendo que, según un reporte del Instituto Colombiano de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en el primer semestre de 2020 se presentaron 50 denuncias por desaparición involuntaria de mujeres en Antioquia, 37 de ellas fueron en Medellín.

Para finalizar, Yesenia Rivera, hija de Luz Leidy Vanegas, una mujer reportada como desaparecida desde el primero de enero del presente año y de la cual, tras 288 días de desaparición, no se tiene información sobre su paradero. Manifestó que, en el caso de su madre, las autoridades empezaron a investigar muy tarde por distintas razones e hizo un llamado a trabajar sobre las hipótesis que mencionó en días anteriores el alcalde de Medellín, Daniel Quintero. También pidió una respuesta inmediata ante las denuncias de otras familias.

Total
1
Shares
Previous Post

¡Ojo!, que este 21 de octubre cerrarán la Loma de Robledo (calle 65) entre carreras 80 y 89

Next Post

Minga provoca choque entre alcaldesa de Bogotá y Gobierno Nacional

Related Posts