Luego de avalar el preacuerdo celebrado entre la Fiscalía General de la Nación y la defensa del procesado, el Juzgado Primero Penal del Circuito de Itagüí (Antioquia), con funciones de conocimiento,  sentenció a 32 años de prisión al vigilante de oficio Jorge Andrés Bedoya  Peña, de 25 años de edad, por el homicidio  Laura Ocampo Betancur, diseñadora gráfica de una reconocida empresa de ropa.

Los hechos investigados ocurrieron en la madrugada del 4 de junio del año 2018  en un apartamento de una urbanización de Itagüí, donde fue encontrado el cuerpo semidesnudo y sin vida de Ocampo Betancur, de 30 años de edad.

Según el dictamen de Medicina Legal, la víctima fue golpeada y  abusada  sexualmente; además presentaba signos de estrangulamiento y tenía 2 heridas con arma blanca que le causaron la muerte. En la vivienda de la mujer no fue encontrado su teléfono celular.

Según algunos residentes de la unidad residencial, cuando escucharon gritos en el apartamento de la mujer hicieron el llamado a Bedoya Peña, vigilante de turno, pero este respondió a las llamadas y mensajes con mucha tardanza.

Al parecer, a la  hora de los hechos, del conjunto salió un hombre que no se encontraba registrado en la minuta de vigilancia.

De acuerdo con la información obtenida por funcionarios de la Policía Nacional, horas después de los hechos el celular de la diseñadora fue rastreado  en el barrio Robledo de Medellín y la dirección coincidía con la zona de residencia de Bedoya Peña.

El procesado aceptó su responsabilidad por los punibles de feminicidio agravado, acceso carnal violento y hurto calificado.