Controversia en la India por la prohibición del hiyab en varios institutos

EFE/EPA/JAGADEESH NV/Archivo
Compartir:

Nueva Delhi, 5 de febrero de 2022 – El reciente veto al hiyab o velo islámico en varios institutos en el sur de la India, que desencadenó las críticas de estudiantes musulmanas, vivió este sábado un nuevo episodio de protestas al acudir grupos de jóvenes a las clases ataviados con bufandas color azafrán, característico del hinduismo.

Aunque la India es un país secular, las tensiones entre la mayoría hindú, religión del 79,8 % de la población según el último censo de 2011, y los musulmanes (14,2%), son constantes, sobre todo en las regiones que gobierna el partido nacionalista hindú BJP.

Es el caso del estado de Karnataka, donde empezó la controversia a finales del año pasado, y que llevó este sábado a uno de los líderes del opositor Partido del Congreso, Rahul Gandhi, a criticar la situación, al entender que la prohibición de la tradicional prenda musulmana se interponía en la educación de las jóvenes.

“Al permitir que el hiyab de las estudiantes se interponga en su educación, estamos robando el futuro de las hijas de la India”, afirmó en Twitter el político, bisnieto, nieto e hijo de los ex primeros ministros Jawaharlal Nehru, Indira Gandhi y Rajiv Gandhi.

En imágenes difundidas este sábado en redes sociales se aprecia a cientos de jóvenes que recorren las calles de Kundanpura, en Karnataka, coreando distintas consignas hinduistas, mientas portan las bufandas color azafrán.

Además de protestar contra el uso del hiyab en clase, los jóvenes respondían así a la reciente prohibición por parte de varias escuelas del estado de acudir a clase mostrando cualquier símbolo religioso, incluida la bufanda azafrán.

Así lo dejó saber este viernes el ministro de Interior de Karnataka, Araga Jnanendra, quien defendió ante los medios que “las escuelas son el lugar donde los niños pertenecientes a todas las religiones deben aprender juntos y empaparse de la sensación de que no somos diferentes”.

Las iglesias, las mezquitas o los templos hindúes son lugares más indicados para practicar la religión, y no las escuelas, sentenció.

Además, el ministro culpó a “organizaciones religiosas que piensan lo contrario” de esta escalada de protestas, y pidió “a la policía que las vigile” para evitar “que obstaculicen o socaven la unidad de este país”.

Esta controversia se remonta al pasado 28 de diciembre, cuando un instituto en Karnataka prohibió la entrada a varias alumnas que portaban la tradicional prenda musulmana, argumentando que no estaba permitido mostrar símbolos religiosos en las aulas.

Ante las demandas de las jóvenes que reclamaban entrar al centro, otros estudiantes acudieron equipados con bufandas color azafrán para mostrar su desacuerdo con sus compañeras y su respaldo a la prohibición, una controversia que ha ido en aumento desde entonces, con cada vez más institutos que se suman al veto del hiyab.

La organización Human Rights Watch (HRW) ha denunciado de manera insistente la “discriminación sistemática” a través de leyes y otras acciones contra las minorías en la India, especialmente contra los musulmanes, un acoso que nace de la ideología del gobernante BJP, que “se ha infiltrado en instituciones independientes”.

EFE

Compartir:
Total
8
Shares