CUANDO LA POLICÍA NOS ENCUELLA – El Colombiano.