Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado 31 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Brian Esteban Ramírez Arboleda, alias Gordo Poper; Diego Alexánder González Arango, alias Memín; Jarbi Mauricio Echeverri Soto, alias Tino; y Alexánder Jesús Cuartas Hincapié, alias Huevo, como presuntos integrantes de la organización criminal La  Imperial, que habrían hurtado más de 36 millones de pesos a 3 víctimas en la ciudad de Medellín.

Los hechos investigados ocurrieron el 3 de mayo, así como el 1 y 8 de junio del presente año, cuando los procesados supuestamente, bajo la modalidad de fleteo, hurtaron dinero a un soldado profesional, una mujer y un padre de familia.

Los victimarios tenían roles definidos dentro de la estructura delictiva; según los investigadores de la Sijín Meval, alias el Gordo y alias Huevo serían los encargados de manejar las motocicletas usadas en los hurtos, transportar las armas de fuego, entregarlas y recogerlas después del ilícito. Alias Memín también sería conductor de motocicleta, mientras que alias Tino era el «marcador», al parecer era quien señalaba a las víctimas en las entidades financieras y también escoltaba a los demás delincuentes en un vehículo tipo taxi.

Según lo que manifestó el soldado profesional en su denuncia, cuando estaba en la entidad bancaria notó a un hombre sospechoso que simulaba hacer la fila, pero dejaba pasar gente y salía con frecuencia a hablar por celular. Cuando salió con el dinero, fue hasta el parqueadero y observó que una moto lo seguía, cuando estaba llegando a su vivienda el vehículo lo interceptó y un hombre le hurtó $19.858.000.

Otra de las víctimas fue una mujer a quien le robaron $6.200.000. También un hombre que iba en su vehículo particular con su esposa y sus dos hijas menores de edad, fue objeto del fleteo y se le llevaron $10.000.000.

Los procesados no aceptaron los cargos imputados por un fiscal especializado de Medellín por los delitos de concierto para delinquir agravado, 3 hurtos calificados y agravados y uso de menores para la comisión de delitos.

Un menor de 17 años de edad fue cobijado con medida de internamiento preventivo, por los mismos hechos. Al parecer era el encargado de quitarle el dinero a las víctimas.