CUT rechaza presencia de aviones y tropas militares de EE. UU. en Colombia

Compartir:
Finalmente, la CUT hace un llamado al movimiento sindical y social colombiano para que rechace la actitud del Gobierno Nacional y “movilizarnos exigiendo la salida de estas tropas de nuestro territorio”.
Compartir:
Compartir:

En un comunicado, la Central Unitaria de Trabajadores CUT, rechaza “contundentemente” la presencia de aviones y tropas militares norteamericanas en el aeropuerto de CATAM, así como la visita del Jefe del Comando Sur del Ejercito de los EEUU Mark Stammer en la frontera Colombo –Venezolana y en el Catatumbo colombiano.

“Ninguna excusa es válida para la presencia de estas actividades militares en nuestro territorio”, afirma con vehemencia la Central.

“Mucho más grave es la actitud del gobierno colombiano, desconociendo la Constitución Política, que claramente establece que sólo el Congreso de la República está facultado para autorizar la presencia militar extranjera en nuestro territorio”, añade la CUT en el texto.

La central de trabajadores asegura que es para nada positiva esa presencia, que la entrega de “nuestra soberanía” a los norteamericanos no aporta nada a nuestro país, que no es conveniente acompañar “las aventuras de guerra de los EE. UU. y su intervención indebida en los asuntos internos de nuestros vecinos”.

Finalmente, la CUT hace un llamado al movimiento sindical y social colombiano para que rechace la actitud del Gobierno Nacional y “movilizarnos exigiendo la salida de estas tropas de nuestro territorio”.

Como se recordará, el pasado 31 de enero fue vista en cielo colombiano una nave de origen estadounidense. La Fuerza Aérea Colombiana (FAC) salió a explicar los rumores sobre la presencia de aviones norteamericanos en la base aérea de Catam, de Bogotá. El avión que sobrevoló territorio colombiano es un EO-5C de reconocimiento del Ejército de EE. UU.

La FAC aclaró que los vuelos estadounidenses corresponden a procedimientos normales de rutina, dentro de las buenas relaciones entre los dos gobiernos. También dijo la FAC que la nave era un Boeing 737. La semana anterior se cumplió una reunión entre el comandante del Ejército Sur de EE. UU., general Mark Stammer, y el presidente Iván Duque. Asimismo, otro encuentro entre el fiscal general de EE. UU., Matthew Whitaker, y el fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez Neira. Los objetivos de estas reuniones son fortalecer lazos de cooperación judicial, explicaron autoridades colombianas.

La sombra de duda parte del escrito que fue visto en la libreta del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, en la que se lee: “5.000 tropas a Colombia”. Desde ahí surgieron cientos de especulaciones sobre una posible intervención militar en Venezuela que se dirigiría desde Colombia. Hasta ahora nadie lo confirma en el país. La fama que precede a los estadounidenses no es solo un argumento de película. Es real. De ahí la duda. Bien dice la CUT que no es conveniente acompañar “las aventuras de guerra de los Estados Unidos”.

Compartir:
Total
0
Shares
Previous Post

De exitosa, califica Eln la liberación de la tripulación del helicóptero de Arauca

Next Post

En Castilla, comuna 5 de Medellín, fue ultimado a balazos Ricardo Pérez Lora

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: