Damnificados por Hidroituango denuncian que les dan comida vinagre y que faltan ayudas

54
Compartir Noticia

Las voces de inconformidad aumentan entre los damnificados por la contingencia en la represa Hidroituango. Las personas que se encuentran albergadas y auto albergadas en el municipio de Valdivia, Norte de Antioquia, y que están allí porque el río Cauca les destruyó sus viviendas tras el aumento intempestivo del caudal debido a taponamientos de los canales de evacuación, según manifiestan, no han recibido las anunciadas ayudas y cuando les brindan alimento, este siempre está vinagre.

Una de las víctimas, Rosario Castañeda, albergada en el coliseo de Valdivia, aseguró que este viernes 25 de mayo le dieron un desayuno vinagre. “Comida que no le dan ni a los perritos, porque a ellos les están dando un cuido. Entonces, si ellos tienen derecho, nosotros también a que nos den buena alimentación”, relató Rosario.

“Esto que nos está pasando a muchos es culpa de EPM. Hay muchas amigas mías sin albergue, que no tienen dónde comer y dónde dormir. Y muchos me han dicho que yo que perdí mi casa lo mejor es que me esté quieta porque EPM me va a dar casa con todas mis cosas, pero a mis amigas no. Qué va a pasar con mis amigas y qué va a pasar con las otras personas. Que me quede quieta, yo no soy capaz”, añadió Rosario.

Asimismo, Luz Dary Alzate, quien tuvo que dejar todas sus cosas en Puerto Valdivia por la amenaza de inundación, contó no ha recibido ayudas y la poca comida que le dieron resultó dañada. “Yo tengo tres hijas, estoy en un albergue y no he recibido ayudas. No veo solución alguna, no tengo dinero para subsistir, me censaron hace tres días y no me han dado nada, ni mercado, ningún beneficio. Y, ¿quién se queda en un albergue si están dando la comida vinagre?”, se preguntó.

Never Arbey González Tapias es otro de los desplazados, quien manifestó que no le han brindado la ayuda. “Soy de la vereda Paloma. No tengo dónde dormir. Acá en Valdivia no he podido solucionar nada, en cambio a la gente de acá del pueblo ya les dieron y a nosotros que somos de la orilla del río no nos han dado nada. Tengo una lesión en el brazo izquierdo y no he podido asistir a mis citas. Realmente necesito la ayuda, soy estudiante y sobrevivo de lo que trabajo en el río”, resaltó.

También John Alexander Tapias se quejó de la situación y pidió acciones concretas. “Vengo de la vereda Paloma, llevo tres días acá y no me han ayudado con nada. Tengo tres hijos, la mayor tiene 4 años y los dos pequeños tienen 17 meses, son mellizos. Acá en Valdivia me están dando posada en una casa, pero ya me da pena”, recordó.

Finalmente, Gloria Margot Rojas, se quejó porque al solicitar la ayuda, una funcionaria del Dagrd la trató mal y le dijo que se devolviera para su casa. “Ayer hablé con la muchacha del Dagrd y me dijo que yo qué estaba haciendo acá, que no tenía nada qué estar haciendo acá. Que me fuera para la finca. Lo que pasa es que yo perdí mi casa, todas mis cosas que yo tenía. Mi casa estaba en Remolinos, yo le dije a ella que no teníamos mercado en la finca y entonces me dijo que mercáramos acá en Valdivia”, narró.

Sigue la alerta
EPM, en cambio, sí recordó que aún se encuentran en alerta roja los corregimientos de Puerto Valdivia (municipio de Valdivia), Puerto Antioquia (municipio de Tarazá) y los habitantes de Cáceres, cuyas viviendas se encuentren en un rango de 200 metros de distancia de las riberas del río Cauca.
En alerta naranja están las comunidades de Tarazá y para quienes en el municipio de Cáceres habitan a más de 200 metros de distancia de las orillas del río.

Y en alerta amarilla se encuentran las comunidades ribereñas de Nechí, Caucasia y los municipios de los departamentos de Bolívar, Sucre y Córdoba en los cuales el río Cauca tiene influencia.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here