Video. En un vehículo en Bello, sicarios asesinan a dos hombres y dejan herido a un niño

Compartir:
La autoría del ataque de esta tarde, en consecuencia, lo atribuyen las autoridades a los “pachecos”, como también les dicen a los integrantes de Pachelly.
Compartir:
Compartir:

En el municipio de Bello, norte del Valle de Aburrá, se escribió al mediodía de este viernes 12 de abril otra página de terror y muerte por cuenta de asesinos que dispararon contra los ocupantes de un vehículo Mazda 2 negro de placa KHP 989 que circulaba por una calle del barrio El Mirador, sector el Carretero.

Esa zona, dicen los expertos, pertenece a la banda El Mesa, aliada de la estructura criminal Niquía Camacol, que tiene su sede en el barrio vecino del mismo nombre y que en la actualidad, ambas, sostienen un enfrentamiento a sangre y fuego contra la Minoría de la banda Pachelly que se ubica en una parte de las comunas 7 y 8, la mayor parte de la banda Pachelly sería ajena al conflicto y se ubican en la comuna 5. El mapa elaborado por la Agencia de Prensa Análisis Urbano muestra como estaría la cartografía criminal en el municipio. Próximamente será presentado.

La autoría del ataque de esta tarde, en consecuencia, lo atribuyen las autoridades a los “pachecos”, como también les dicen a los integrantes de Pachelly, sin embargo, hay otras hipótesis sobre este doble homicidio, una sería que lo habrían ejecutado miembros de la banda El Mesa, la otra versión apuntaría a un grupo de la mal llamada “limpieza social” que habría recorrido algunos sectores del municipio. “Por mi casa me dicen que pasaron diciendo que son un grupo de limpieza y que van a acabar con esos otros gamines de Pachelly y que todo el mundo no debía salir después de las 10”, afirmó una fuente consultada.

El ataque sicarial tuvo lugar en la transversal 56A con carrera 54. Sicarios que iban en moto se acercaron al automotor y dispararon sin conmiseración contra los ocupantes. En la parte delantera quedaron los cadáveres de dos hermanos: Óscar Darío Gómez Arango, de 46 años de edad, un exagente de la Policía Nacional, y Carlos Nicolás Gómez Arango, de 54 años. En la parte trasera iba un menor de edad, quien fue alcanzado por un proyectil y a esta hora es atendido en un centro médico.

El pequeño habría recibido un impacto en una de sus piernas. Los asesinos emprendieron la huida, pero terminaron debajo de un camión cisterna. Abandonaron la moto y escaparon a pie.

A unas diez cuadras de allí, el día anterior, jueves 11 de abril, se escucharon en horas de la noche ráfagas de pistola y revólver. Por espacio de dos horas se sintieron los disparos.

Minutos después, a eso de las 7:30 de la noche, un grupo de personas que se encontraba en una barbería fue atacado a tiros en el barrio Niquía, cerca de la iglesia Nuestra Señora de Chiquinquirá, por la diagonal 62 con avenida 42, se escucharon entre siete y doce disparos.

Una mujer de 48 años resultó herida y fue traslada a la Clínica del Norte. Una patrulla de la Policía persiguió a dos sujetos que iban a bordo de una moto y lograron dar captura a uno de ellos.

 

Compartir:
Total
0
Shares

Los comentarios están cerrados.