El expresidente de Bolivia Carlos Mesa denunció un «fraude escandaloso» en el recuento oficial de las elecciones presidenciales, que sitúa a Evo Morales como virtual ganador.

Mesa, quien con el 95% del voto preliminar escrutado se quedaba a 0,1 puntos porcentuales de forzar una segunda vuelta, tachó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de «vergüenza para el país».

«Confiamos que la ciudadanía no va a aceptar este resultado tergiversado y amañado», agregó Mesa.

Y es que tras haber mantenido congelado el sistema de conteo rápido alrededor de 24 horas, el TSE actualizó por sorpresa los datos dando una estrechísima victoria al presidente Boliviano.

Conocido como Transmisión Rápida de Resultados Preliminares (TREP), con más del 95% de los votos, Morales obtenía un 46,86% por el 36,72% de Mesa.

Para evitar una segunda vuelta, Morales requería superar el 40% y sacar al menos un 10% de ventaja al segundo.

Con este resultado, son 0,1 puntos porcentuales los que dan la victoria al actual mandatario en su tercera reelección.

La Organización de Estados Americanos (OEA), por su parte, manifestó su «profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares conocidos tras el cierre de las urnas».

Los datos ofrecidos por el TSE tras el parón de 24 horas, según la OEA, presentan un «cambio inexplicable de tendencia que modifica drásticamente el destino de la elección y genera pérdida de confianza en el proceso electoral».

«Oportunamente, la misión [de la OEA] dará un informe con recomendaciones de cara a una segunda vuelta», concluyó en un comunicado.

Tensiones
En las afueras del hotel donde el TSE instaló su cuartel general, una multitud de seguidores de Mesa se concentró para denunciar el fraude y manipulación de los resultados.

Por su parte, seguidores de Evo Morales también llegaron al enclave y, tras horas de cruces de cánticos y conatos de enfrentamientos, empezaron a celebrar la victoria como si ya fuera un hecho.

En el lugar se desplegó un fuerte contingente policial que llegó a emplear gases lacrimógenos.

Tomado de CNN en Español