La Asociación Consejo de Autoridades del Pueblo Wounaan de Colombia – Woundeko, puso en conocimiento de la opinión pública la incursión armada y posterior combate militar entre las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC o Clan del Golfo, y el Ejército Nacional, lo que puso “en un alto riesgo y peligro a miembros de la comunidad indígena del Pueblo Wounaan de Santa Teresita, en Juradó, Chocó.

“Rechazamos las actuaciones de las AGC y la Fuerza Armada Nacional que atentan contra los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas, el principio de distinción consagrado en el DIH, el cual establece que ‘Las partes en conflicto deben distinguir en todo momento entre la población y los combatientes. Los ataques deben ser dirigidos únicamente contra los combatientes y no contra la población civil’”, manifestó la Asociación en un comunicado.

Hasta se llevaron las gallinas
El día 13 de mayo del 2019, siendo las 12:30 m, se presentaron varios hombres fuertemente armados identificados con insignias de la AGC, a la comunidad wounaan de Santa Teresita, quienes intimidaron a la población y se llevaron varias gallinas de los patios de la comunidad.

Al día siguiente, 14 de mayo, sobre las 10:00 a.m. nuevamente regresaron y con maltrato verbal a miembros de la comunidad empezaron a revisar casa a casa y recogían la alimentación o mercados que conseguían, justo en ese momento es que incursiona la Fuerza Armada Nacional e inician el combate dentro de la comunidad indígena, los miembros de la comunidad corrieron buscando a sus familiares y refugiarse cada uno a sus casas mientras la Fuerza armada nacional tomaba el control de la situación, aunque este sea de forma momentánea.

En consecuencia, las comunidades indígenas expresaron su rechazo por el accionar de estos grupos al margen de la ley y exigieron no incluir a la población civil en el conflicto. “Al Gobierno Nacional le recordamos que las comunidades Indígenas Wounaan y Emberas del municipio de jurado están desplazados y confinados, víctimas de sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos sin que a la fecha cuente con unas garantías real de seguridad en medio del conflicto armado”, puntualizó la Asociación.