Denuncian secuestro de un menor de edad en Niquía, Bello

6899
Compartir Noticia

Desde el pasado lunes 25 de febrero no se tienen noticias del adolescente J. V. G., de 15 años de edad, quien habría sido secuestrado por hombres pertenecientes a la banda Pachelly, del municipio de Bello, quien sostiene en la actualidad una disputa con el combo Niquía Camacol, un satélite de la banda el Mesa.

Una fuente relató a la agencia de prensa Análisis Urbano que los mismos sujetos que asesinaron a Esteban Berrío Grisales, de 32 años, el 25 de febrero a las 2 de la tarde, en la avenida 38 con diagonal 59, barrio Niquía de Bello, habrían sido quienes se llevaron a la fuerza al menor de edad. “Fueron los pachechos (integrantes de la banda Pachelly) ellos mataron a Pecueca (como le decían a Esteban Berrío) y cogieron a Gogo, el chiquitico. También le iban a dar a otro pelao, pero se alcanzó a escapar”, dijo la fuente.

Hasta el momento no se conoce el paradero del menor de edad, quien es familiar de Berrío Grisales. El general Eliécer Camacho Jiménez, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, confirmó el hecho a los medios de comunicación. “En ese mismo incidente a un joven se lo llevaron los sicarios que asesinaron contra la persona que falleció. Estamos investigando y verificando lo que sucedió”.

En cuanto al asesinato de Esteban Berrío, en las últimas horas se conoció un mensaje de texto que se viralizó en la red social whatsapp y en el que, al parecer miembros del combo Pachelly, se muestran complacidos con la muerte de este hombre y anuncian que asesinarán a otros integrantes del combo Niquía Camacol. “Ahí van cayendo los perros de Camacol. Primero van a caer esos visajosos como el Coste, Cachetes, Cholo, el barbero, el Feo, entre otros. Y luego vamos por Agujas, la Mula, entre otros. Pero en especial vamos por vos, Juan 23, te vamos a sacar de tu guarida rata», se puede leer en mensaje.

Las autoridades locales pidieron a los ciudadanos bellanitas ignorar esta clase de mensajes, no viralizarlos y por el contrario acudir a la Policía Nacional, al Ejército o a la Fiscalía para denunciar a los responsables de la alteración del orden público en Bello, municipio en el que se han cometido 17 homicidios en 2019, incluyendo los hallazgos de cadáveres en el río Medellín.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here