Desplazados denunciaron abuso de autoridad durante un desalojo en Bello

Foto de Caracol Radio
Compartir:

La Secretaría de Gobierno del municipio de Bello desarrolló un procedimiento de desalojo en un predio del sector Guasimalito que fue invadido ilegalmente desde hace un año por familias víctimas de desplazamiento forzado de las zonas en el Bajo Cauca, el Magdalena Medio e incluso de la costa Caribe.

La comunidad opuso resistencia al operativo, debido a que los funcionarios de la Alcaldía como la Fuerza Pública llegaron hasta con motosierras y tumbaron los ranchos de madera y cambuches que estaban ubicados sobre los terrenos públicos del antiguo ferrocarril.

Según las denuncias y algunos videos grabados por los desplazados, los uniformados de la Policía y los miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) golpearon a los invasores, entre ellos mujeres mayores y niños, en medio de una confrontación.

Las autoridades capturaron a tres hombres en medio del operativo, porque, según la Policía Metropolitana, cometieron el delito de violencia contra servidor público al tratar de impedir el procedimiento de desalojo coordinado por la Secretaría de Gobierno de Bello.

“No nos tiene en cuenta para nada, ni con ayudas. No tenemos vivienda, no nos dan los derechos como desplazados, ahora tomamos el lugar de Guasimalito para ubicarnos con nuestros hijos y vinieron acá y agredieron a niños, adultos”, aseguró, Liliana Cabrales Torres, desplazada de Puerto Berrío hace diez años.

Desde la Alcaldía de Bello afirman que se ha brindado todas las garantías a la comunidad, pues el procedimiento de desalojo se ha hecho acompañado no solo de la Fuerza Pública sino de funcionarios de derechos humanos.

Las familias desplazadas solicitan a la Gobernación de Antioquia y la Presidencia de la República para que les brinde una ayuda y una solución definitiva de la vivienda, pues llevan años a la intemperie en Bello.

Tomado de Caracol Radio

Compartir:
Total
10
Shares