Desplazamiento forzado en el cañón de San Pablo-Riosucio, Ituango; doce niños entre las víctimas

Debido a que persisten los enfrentamientos, el número de desplazados podría aumentar. El Ejército Nacional se dirige hacia el sitio para tomar el control de la situación.

Nueve familias salieron de sus casas desde el pasado sábado y solo hasta este domingo 16 de febrero en la mañana ingresaron a la vereda Santa Lucía, de Ituango, donde buscaron refugio debido a los combates que sostienen en el cañón de San Pablo-Riosucio disidencias de las frente 18 de las Farc y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC o Clan del Golfo.

Los enfrentamientos se iniciaron desde el pasado viernes en ese corredor importante del Nudo de Paramillo, en límites entre Antioquia y Córdoba, que comunica a 17 municipios del departamento y es utilizado para cruzar al Urabá.

Cuatro familias de la vereda San Pablo del Riosucio y cinco de la vereda La Canturrona, las dos de Ituango, se vieron obligadas a huir por temor a caer en el fuego cruzado entre estos grupos armados. Se trata de 25 personas: 13 adultos y 12 niños, quienes llegaron al Etcr de Santa Lucía a buscar protección.

Funcionarios de la administración municipal se dirigen al lugar, que está a más de seis horas del casco urbano, para realizar acompañamiento, brindar asesoría y activar las rutas de atención y asistencia humanitaria.

Debido a que persisten los enfrentamientos, el número de desplazados podría aumentar. El Ejército Nacional se dirige hacia el sitio para tomar el control de la situación.

Total
4
Shares
Previous Post

FARC pide al Gobierno ajustar la recepción de bienes para reparar a las víctimas

Next Post

Pájaros y Chivos, la eterna guerra que Medellín padece y que sus alcaldes no logran combatir

Related Posts