Desplazan a los vivos, pero uno no alcanza a llevarse a sus muertos: Isabel Cristina Zuleta (Segunda parte)

Compartir:
Habla de la millonaria deuda pública del país y de la sociedad civil que en países como Canadá apoya la comercialización del café orgánico que produce el Movimiento Ríos Vivos desde hace un año y tiene un valor de $20 mil la libra.
Compartir:
Compartir:

En la segunda parte de este diálogo con la socióloga Isabel Cristina Zuleta, directora del Movimiento Ríos Vivos, la defensora de Derechos Humanos se refiere a las razones que habrían llevado a que quienes impulsaron Hidroituango adelantaran el megaproyecto.

Dice que hacia la parte de arriba del río el propósito es sacar el oro. Y que hacia abajo, el propósito es el petróleo. “Hidroituango es la punta de lanza. Esto pone en riesgo la verdad, pone en riesgo la justicia. Si colapsa Hidroituango no solamente se lleva a los vivos, también se lleva a los muertos y con ellos se lleva la verdad, la justicia, no habrá reparación y menos garantías de no repetición. Por eso le dijimos a la JEP que proteja esos sitios”, dijo.

Añadió que es una defensora de la JEP, porque simplemente la Fiscalía no hizo su trabajo. “Nosotros le pedimos a la Fiscalía que buscara esos muertos y no lo hizo. No confiamos en el Estado, porque ha asesinado brutalmente, porque no nos ha protegido y porque no ha buscado la verdad. El sistema es necesario porque la justicia ordinaria no cumplió con su cometido, y como no lo cumplió, se hace necesaria la JEP”, explicó.

Isabel Cristina, integrante de la Asociación de Mujeres Defensoras del Agua y la Vida, explica que diez millones de personas dependen del río Cauca, un río de 1350 km de longitud. Lamenta que la creación de la represa haya inundado gran parte del bosque seco tropical que albergaba pumas, grandes felinos, serpientes venenosas de tierras bajas, osos perezosos de tres dedos, monos diurnos y nocturnos, guacamayos verdes y ranas venenosas.

También lamenta que después de oponerse a la construcción de la presa, vinieron los asesinatos de pescadores y barequeros, las amenazas y las torturas.

Destaca a los senadores que han estado con ellos, con los damnificados, luchando por sus derechos. Habla de la millonaria deuda pública del país y de la sociedad civil que en países como Canadá apoya la comercialización del café orgánico que produce el Movimiento Ríos Vivos desde hace un año y tiene un valor de $20 mil la libra.

Compartir:
Total
5
Shares
Previous Post

Procuraduría formuló pliego de cargos contra patrullero por muerte de estudiante en Envigado

Next Post

En duda posesión del nuevo secretario de Educación de Medellín

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: