Fue desarticulado un sitio de minería ilegal a cielo abierto en López de Micay, departamento del Cauca. Hasta ayer 26 hectáreas eran utilizadas para la explotación minera por un grupo armado.

Durante la operación fueron recuperadas las 26 hectáreas y toda la maquinaria fue destruida: seis retroexcavadoras Caterpillar, tres motores para extracción de agua y cuatro unidades productoras mineras. La afectación al grupo armado organizado por la maquinaria destruida se calcula en unos 2 mil quinientos millones de pesos.

En la operación participaron 180 efectivos del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y la Policía. Estos hombres fueron trasladados en aeronaves hasta el lugar, donde los miembros de la banda delincuencial ya habían trasladado la maquinaria hasta cerca de una comunidad de López de Micay. Pese a esto, los uniformados lograron llegar al lugar y destruir la maquinaria.

La minería ilegal –con sus afectaciones socioambientales- es mucho más rentable para los grupos armados organizados que el narcotráfico. Solo en este sitio en López de Micay se extraían unos 600 gramos de oro cada mes: esto equivale a una ganancia de más de 900 millones de pesos.