Detenido en Florida por cuatro asesinatos en Oklahoma pide no ser extraditado

Fotografía cedida por el Departamento de Policía de Miami Beach que muestra a Wu Chen, un hombre buscado por su presunto vínculo a cuatro asesinatos cometidos el pasado fin de semana en una finca de cultivo de marihuana en Oklahoma (Estados Unidos). EFE/Departamento de Policía de Miami Beach
Compartir:

Miami, 23 nov – Un hombre buscado por cuatro asesinatos cometidos el pasado fin de semana en una finca de cultivo de marihuana en Oklahoma, en el suroeste de EE.UU., y detenido por la policía de Miami Beach, en el sur de Florida, pidió en una audiencia en la corte no ser extraditado a ese estado.

Wu Chen, de 45 años, quien está recluido desde este martes en una cárcel del condado de Miami Dade, solicitó este miércoles a la magistrada Mindy S. Glazer, del circuito judicial de Miami-Dade, que detuviera su extradición a Oklahoma porque podría morir.

“Quiero quedarme aquí sin importar cuánto tiempo tenga que estar en la cárcel, porque si vuelvo a Oklahoma me matarán en la prisión o en la cárcel. Creo que me matarán porque estas personas son mafiosos”, pidió Chen mediante un intérprete, recoge el canal local WPLG.

Según un comunicado de la Agencia de Investigaciones del estado de Oklahoma (OSBI), la detención de Chen se efectuó gracias a un “lector de placas” colocado en una calle de Miami Beach que alertó del paso de un vehículo que estaba asociado al hombre buscado por la justicia.

En la investigación participaron el cuerpo de alguaciles federales (Marshals), la oficina de lucha contra las drogas de Oklahoma, varios cuerpos policiales de ese estado y el Departamento de Policía de Miami Beach.

Chen no opuso resistencia, según el comunicado de OSBI.

El pasado fin de semana tres hombres y una mujer de nacionalidad china fueron asesinados a tiros en una propiedad rural dedicada al cultivo de marihuana en Hennessey, a unas 55 millas (88 km) al noroeste de Oklahoma City, y otro ciudadano chino resultó herido y fue trasladado a un hospital.

La OSBI, que no facilitó la identidad de las víctimas, había informado de que tenían un sospechoso de ser el autor de los cuatro asesinatos, pero sin dar a conocer su nombre, según dijo, para no poner en peligro la vida de otras personas.

“El sospechoso estuvo dentro de un inmueble en el lugar bastante tiempo antes de que comenzaran las ejecuciones”, dijo el martes la OSBI en un comunicado publicado antes de la detención de Wu Chen.

El caso es investigado como un homicidio cuádruple por la Oficina de Narcóticos y Control de Sustancias Peligrosas de Oklahoma.(EFE).

Compartir:
Total
13
Shares