Día internacional de biodiversidad: Los retos por la protección de nuestras especies

620
700 mil árboles, 900 especies y una cobertura arbórea de 2.400 hectáreas, se encuentran registradas en el Sistema de Arbolado Urbano SAU.
  • 700 mil árboles, 900 especies y una cobertura arbórea de 2.400 hectáreas, se encuentran registradas en el Sistema de Arbolado Urbano SAU.
  • 2.748 especies de fauna, entre aves, mamíferos, insectos, anfibios y reptiles habitan en el Valle de Aburrá.

Medellín, mayo 22 de 2024- El Valle de Aburrá es una región diversa, compuesta por ecosistemas estratégicos como áreas protegidas, zonas boscosas, corredores ecológicos, cerros tutelares, humedales, quebradas y el Río Aburrá Medellín; áreas de importancia ambiental que se encuentran en los 10 municipios y albergan gran variedad de especies.

“Desde la entidad insistimos en la importancia de estos ecosistemas estratégicos para la región, las mascotas y el ser humano no solo son los usuarios de las zonas verdes, en ellas habita la fauna silvestre y la interrelación de estos dos componentes fauna flora y los servicios que presentan son fundamentales para la preservación del medio ambiente”, indicó Alejandro Vásquez Campuzano, subdirector ambiental del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

A través del Sistema Metropolitano de Áreas Protegidas SIMAP, la entidad ha declarado seis espacios de orden local para la conservación de la diversidad biológica, la investigación y apropiación ciudadana, la oferta de servicios ecosistémicos y el mejoramiento de las condiciones ambientales.

Fotos cortesía: Área Metropolitana del Valle de Aburrá

Estas áreas protegidas son: el Cerro La Asomadera, el Parque Natural Regional Metropolitano Cerro El Volador, el Área de Recreación Parque Ecológico Cerro Nutibara, ubicados en el distrito de Medellín; el área de recreación Piamonte, en Bello; el humedal El Trianón La Heliodora en Envigado y el humedal Ditaires, en el municipio de Itagüí.

Además, la región metropolitana está integrada por 144 corredores ecológicos y 114 humedales que representan el 11 % de la ocupación del territorio.

En el Valle de Aburrá habitan 2.748 especies de fauna silvestre; de esta cifra, 853 son aves; 100 mamíferos, 1.751 insectos y 44 anfibios y reptiles. Hablar de la región como un banco de hábitat para la preservación y conservación de especies es posible; esto gracias a la suma de esfuerzos de diversos actores, los procesos de planificación, sensibilización, educación y cultura ambiental.

Desde la entidad, continúan los esfuerzos para mitigar el tráfico de fauna silvestre, con estrategias enfocadas en el control, vigilancia, recuperación y atención de las especies. Este año el Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación de fauna Silvestre –– CAVR ha atendido 4.248 individuos, producto de entregas voluntarias, incautaciones, atención de emergencias y acciones enfocadas en pro de la conservación y el respeto por las especies.