Disparan a matar con sus palabras; sube el nivel de odio en el discurso electoral

Juan Diego Gómez y Francia Márquez.
Compartir:

¿Francia y la guerrilla?: la quieren sacar de la contienda electoral a cualquier precio

La retórica del odio político y sus consecuencias en la violencia política

Colombia, 9 marzo de 2022.- Sin ninguna prueba, sin ningún sustento jurídico, ni legal, el presidente del Senado Juan Diego Gómez, en plena sesión de la Plenaria Sexta del Senado de la República, realizó graves señalamientos contra la actual candidata a la Vicepresidencia por el Partido Colombia Humana, Francia Márquez, tratando de relacionarla o vincularla con la insurgencia del Ejército de Liberación Nacional -ELN-

El rechazo general no se hizo esperar. Francia Márquez calificó el hecho como una forma de racismo y de discriminación.

La candidata a la vicepresidencia de la República, Francia Márquez, ha emitido un pronunciamiento oficial en el que rechaza los hechos. Aseguró acciones legales correspondientes en contra el senador Juan Diego Gómez, rechazó cualquier mención del ELN e invitó a seguir apoyando la propuesta electoral bajo el lema: “Vivir Sabroso”.

En la historia de nuestro país los mensajes de esa talla fueron determinantes en el asesinato del humorista Jaime Garzón y otras personalidades políticas.

El país aún no se ha recuperado de la pérdida de este gran periodista en donde fueron determinantes los señalamientos de amplios sectores poderosos para que el exdirector del DAS José Miguel Narváez Martínez, incidiera de manera directa en que Carlos Castaño de las AUC ordenara este magnicidio.

Sentencia Condenatoria al Exdirector José Miguel Narváez Martínez. Radicado: 11001 31 07 007 2011 00051 00 (1395-7

Jaime Garzón se volvió peligroso para el Estado por Heriberto de la Calle

Al respecto de los señalamientos a la candidata Francia Márquez, el Senador Iván Cepeda recordó en una publicación en Twitter que “en 1990, Carlos Lemos Simmonds aseguró que el candidato de la UP Bernardo Jaramillo era del “brazo político de las Farc”. Tres días después lo mataron”.

El mensaje transmitido en el peligroso señalamiento del presidente del Senado, pueden traducirse en la ausencia de la palabra para el debate y la intención de reducir moral y políticamente a su contradictor.

Hechos como estos combinados en un escenario electoral fueron también determinantes los magnicidios de Carlos Pizarro José Antequera, Jaime Pardo Leal, Teófilo Forero, Diana Stella Cardona, Gabriel Jaime Santamaría y posteriormente más de 5.733 integrantes del partido político Unión Patriótica UP.

El genocidio de la UP en Colombia afectó a al menos 5.733 miembros

La candidata a la Vicepresidencia de la República Francia Márquez, en los últimos días, ha sido víctima de constantes amenazas que ha dejado en evidencia el nivel al que recurren los mensajes de odio de los violentos por tratar de impedir esa participación política de sectores sociales progresistas que se traduce en “matar al otro” por pensar distinto.

El nivel de odio en el discurso de algunas personalidades en el panorama nacional, ha llegado incluso el intento de desprestigiar a Francia Márquez por su color de piel, por su condición de mujer y por el hecho de hacer parte de una estrategia política diferente representada en la Colombia Humana o Pacto Histórico.

Francia Márquez será la compañera de fórmula de Gustavo Petro (analisisurbano.org)  

A esta carrera por la presidencia de la República le hace falta que el nivel del debate supere la calumnia para abordar desde la inteligencia de las ideas formas de la ética política. Mientras tanto, mensajes de odio, discriminatorios y la calumnia no pueden seguir siendo usados como arma de guerra ni desde el Senado, ni desde la plaza publica.

El Senador Gustavo Bolívar salió en defensa de la formula vicepresidencial de Gustavo Petro, calificó de “rastrero, cobarde y sucio, y hasta peligrosa” la acusación de Juan Diego Gómez.

Colombia no puede permitirse un exterminio político. Aquí es donde cobra vigencia la necesidad de un Ministerio Público y unas instancias judiciales independientes encargadas de sancionar cualquier forma que quiera atizar la violencia política, a menos, que se quiera repetir la historia de la violencia bipartidista que ya ha dejado suficientes víctimas.

Mucho antes de morir, Jorge Eliécer Gaitán había mencionado en uno de sus grandes y elocuentes discursos: “Nada más cruel e inhumano que una guerra. Nada más deseable que la paz. Pero la paz tiene sus causas, es un efecto. El efecto del respeto a los mutuos derechos”.

El Gobierno Colombiano tiene una obligación inaplazable con las garantías de participación política. El Presidente de la República debe rechazar cualquier forma de violencia en el debate y buscar proteger a Francia Márquez.

El país debe abandonar también el lenguaje de odio como arma de guerra y madurar políticamente en la aceptación del otro como interlocutor válido, estos conceptos de relacionamiento social, serán fundamentales para enterrar por siempre la guerra y dar un paso a las transformaciones reales que se necesitan.

Compartir:
Total
17
Shares