Dos palestinos mueren por disparos israelíes en Yenín, norte de Cisjordania

Operativo del ejército israelí durante los enfrentamientos desencadenados en la aldea de Kafr Dan, cerca de Yenín (en el norte de la Cisjordania ocupada) en la madrugada de este lunes. EFE/ Ejercito israelí / ***SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)***
Compartir:

Jerusalén, 2 de enero de 2023.- Dos palestinos murieron hoy por disparos israelíes en enfrentamientos en el área de Yenín, norte de Cisjordania ocupada, en enfrentamientos desatados cuando tropas israelíes acudieron a demoler las casas de dos atacantes que mataron a un soldado el año pasado.

El Ministerio de Sanidad palestino identificó a las dos primeras víctimas del año como Samer Hushiya, de 22 años, y Fuad Abed, de 25, después de haber cerrado 2022 como el año más letal para palestinos en Cisjordania ocupada desde 2006, con 170 muertos.

El primero murió por disparos en el pecho, y el segundo en el abdomen y muslo, en los enfrentamientos desencadenados en la aldea de Kafr Dan, cerca de Yenín, que dejaron además tres heridos.

Medios palestinos indican que al menos Hushiya era miembro de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, y su cuerpo fue envuelto con la bandera del grupo antes de su funeral.

Los enfrentamientos con palestinos armados de Kafr Dan se produjeron cuando tropas israelíes entraron para proceder a la demolición de las casas de dos palestinos que perpetraron un ataque cerca del muro de separación el pasado 14 de septiembre, matando al mayor Bar Falah, de 30 años, comandante de la unidad de reconocimiento de élite Nahal.

Operativo del ejército israelí durante los enfrentamientos desencadenados en la aldea de Kafr Dan, cerca de Yenín (en el norte de la Cisjordania ocupada) en la madrugada de este lunes. EFE/ Ejercito israelí / ***SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)***

El Ejército confirmó de madrugada la incursión en la aldea para demoler las casas de Ahmad Abed y Abul Rahman Abed, quienes murieron en el tiroteo con tropas israelíes tras el ataque de septiembre.

Las demoliciones de la vivienda familiar de atacantes palestinos es una práctica habitual por Israel, pero ampliamente condenada por organismos internacionales al ser una forma de castigo colectivo que viola derechos humanos y normas internacionales.

Las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa y la Yihad Islámica emitieron sendos comunicados en los que afirmaron que sus hombres abrieron fuego contra los soldados israelíes en el área.

Testigos oculares citados en medios palestinos contaron que los soldados irrumpieron en la aldea y sitiaron varias casas, mientras otros soldados se apostaron en los techos de edificios altos, antes de que estallaran los enfrentamientos con palestinos armados.

Desde marzo de 2022, el Ejército israelí ha llevado a cabo incursiones casi diarias en localidades palestinas, concretamente en las áreas del norte de Cisjordania de Nablus y Yenin,

Bautizada como la operación “Romper la ola”, el Ejército intensificó estas redadas tras una serie de ataques llevados a cabo por palestinos, que en todo 2022 mataron a 29 personas del lado israelí.

EFE

Compartir:
Total
1
Shares