EE.UU. ha deportado a poco más de 12.000 migrantes guatemaltecos durante 2022

Una niña juega con una pistola de burbujas regalado por el personal de Migración luego de ser deportados desde Texas, en Ciudad de Guatemala (Guatemala)., este 22 de abril de 2022. EFE/Esteban Biba
Compartir:

Ciudad de Guatemala, 22 de abril de 2022.- Estados Unidos ha deportado a poco más de 12.000 personas a Guatemala durante 2022, y aunque la cifra es aún lejana a las registradas antes de la pandemia, muchos de los retornados son menores de edad que vuelven al país centroamericano a vivir en hogares sin agua potable y dependiendo de las remesas.

El último vuelo de deportados de la semana arribó este viernes al aeropuerto internacional La Aurora de la Ciudad de Guatemala, donde los menores de edad son recibidos con juguetes por parte de las autoridades migratorias locales, según constató Efe.

Una niña juega con una pistola de burbujas regalado por el personal de Migración luego de ser deportados desde Texas,este 22 de abril de 2022, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Esteban Biba

El vuelo procedía de McAllen, en el estado de Texas, que junto a Meza, en el estado de Arizona, son dos de las ciudades estadounidenses de donde más despegan los aviones que trasladan a los migrantes deportados a Guatemala.

Durante lo que va de 2022, según datos del Instituto Guatemalteco de Migración, poco más de 12.000 personas han sido deportadas desde EE.UU. a la nación centroamericana.

La cifra es aún lejana a las registradas antes de la pandemia, ya que en 2018 y 2019 fueron devueltos a Guatemala más de 50.000 personas cada año vía aérea desde Estados Unidos, y si se mantiene el ritmo actual, no se superará en 2022 la barrera de los 40.000 deportados.

DE VUELTA A LA POBREZA

Un estudio divulgado en marzo pasado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) determinó que el 66 % de los menores de edad deportados en Guatemala vuelven a hogares donde no hay acceso a inodoros, solamente a letrinas y fosas sépticas.

El documento, elaborado tras más de 2.500 entrevistas a menores de edad deportados, concluyó que uno de cada tres niños que son retornados obligatoriamente al país no cuenta con agua potable en sus viviendas.

Migrantes usan la señal de internet para comunicarse con familiares luego de ser deportados desde Texas, en Ciudad de Guatemala (Guatemala), este 22 de abril de 2022. EFE/Esteban Biba

El estudio también detalla que un 60 % de las niñas migrantes viajó acompañada de un traficante de personas, mientras que en el caso de los niños la cifra es del 56 %.

Sobre los motivos para migrar, el 74 % de los menores entrevistados aseguraron que lo hacían por las “mejores condiciones de vida” que podían encontrar en Estados Unidos. Otro 40 % mencionó la reunificación familiar y un 2 % puso como razón para emigrar la violencia en el territorio.

Los estados a los que más emigran los menores guatemaltecos son California, Florida, Nueva York y Texas, de acuerdo con el mismo informe, que precisa también que el 44 % de las familias en Guatemala a donde son devueltos los niños y niñas dependen de remesas desde el extranjero para su sobrevivencia.

De acuerdo con cálculos de la Cancillería, en Estados Unidos viven alrededor de tres millones de guatemaltecos, la mayoría de manera irregular.

Varios expertos y cifras oficiales estiman que son más de 300.000 los guatemaltecos que cada año intentan llegar a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida, entre ellos los miles de ellos menores de edad enviados por sus padres.

EFE

Compartir:
Total
3
Shares