Ejército avanza en la estabilización del Bajo Cauca antioqueño y el sur de Córdoba

136
Compartir Noticia

Durante los primeros 90 días de este 2019, el Ejército Nacional ha realizado un despliegue operacional en las regiones del Bajo Cauca antioqueño y el sur de Córdoba, con el objetivo de atacar, neutralizar y debilitar a los diferentes grupos armados organizados que allí delinquen.

Es así como en los 14 municipios que las componen (Ayapel, Buenavista, La Apartada, Montelibano, Puerto Libertador, San José de Uré y Tierralta en Córdoba. Cáceres, Caucasia, El Bagre, Nechí, Tarazá, Zaragoza y Valdivia por Antioquia) con más de seis mil hombres, por tierra, río y aire, la Campaña Militar y Policial Aquiles, ha logrado afectar de manera contundente a las estructuras logísticas y criminales del Eln, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC o Clan del Golfo, Caparrapos, delincuencia común y de grupos armados residuales.

En ese lapso de tiempo fueron capturadas 263 personas y dos más fueron abatidas en medio de combates. Además, fueron incautadas 84 armas de fuego y cerca de 7300 unidades de munición de diferentes calibres. Gracias a la presión militar, catorce de sus integrantes han decidido abandonar sus filas y entregarse de manera voluntaria sometiéndose a la justicia.

El Ejército ha logrado, también, la inutilización de 20 retroexcavadoras, 31 dragas, 87 motores y/o motobombas y 91 unidades productoras de explotación ilícita de yacimientos mineros.

De igual manera, en la lucha contra el narcotráfico, cerca de 500 kilos de droga han sido incautados, más de 3650 galones de droga en proceso, 32 laboratorios para su producción y 21 depósitos ilegales en donde los bandidos intentaban esconder alrededor de 4200 kilos de insumos sólidos y 5800 galones de insumos líquidos, para el procesamiento del alcaloide. En erradicación de cultivos ilícitos, ya son cerca de 1200 hectáreas, cifra alcanzada en tiempo record, gracias al despliegue de más de mil soldados y personal civil contratado por el Gobierno Nacional, quienes pese a los riesgos por la instalación de artefactos explosivos, hostigamientos, protesta social y lo difícil de la geografía en donde están dichos sembrados, han mostrado su compromiso de erradicar, para fin de año, por lo menos 7600 hectáreas.

Asimismo, durante los primeros tres meses de 2019 hay una disminución del 24 % en relación con el 2018 en cuanto a homicidios.

A los delincuentes los mueven intereses de lucro a partir del narcotráfico, la extorsión y la explotación ilícita de yacimientos mineros entre otras. En esa zona se concentra cerca del 80 % de la coca de los dos departamentos, lo que ha generado una disputa entre los diferentes bandos y el ataque a unidades militares que a diario realizan operaciones para debilitarlos.

Según se tiene registro, el Eln tiene cinco subestructuras que delinquen allí. Se trata de las compañías Héroes de Tarazá, Compañero Tomar, María Eugenia Vega, Resistencia Guamucó y José Antonio Galán, las cuales sumarían cerca de 250 individuos.

Por su parte, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC o Clan del Golfo estarían representadas por la estructuras Julio Cesar Vargas, la Rubén Darío Ávila y la Francisco Mórelo Peñate, con alrededor de 570 hombres.

Asimismo, los Caparrapos serían cerca de 340 delincuentes que estarían al mando de alias Caín, por quien las autoridades ofrecen una recompensa de hasta $500 millones.

En cuanto a grupos armados organizados residuales, en estos dos departamentos se tendría información de que delinquen tres estructuras: el frente 18 de las Farc, con cerca de 40 criminales, el frente 36, con cerca de 150 sujetos comandados por alias Cabuyo, y el frente 5, con un poco más de 20 hombres orientados por el sujeto conocido con el alias de Segundo, para un total de 210 individuos.

Significa esto que son al menos 1.370 hombres en acciones delictivas en contra de la población civil, buscando el control de las rutas de narcotráfico, laboratorios, cultivos ilícitos, explotación ilícita de yacimientos mineros, extorsión a comerciantes y ganaderos, entre otros.

Actualmente en la región se cumple la Operación Fortaleza, desplegada desde hace dos semanas y que deja hasta el momento 111 capturas, la incautación de más de 320 kilos de droga, una baja muerto en desarrollo de operaciones militares, 14 bienes ocupados por extinción de dominio, 21 retroexcavadoras neutralizadas, la ubicación de 22 laboratorios y el decomiso de más de $70 millones en efectivo. En esta acción se logró la captura de alias Caremalo, un sujeto reseñado en el afiche de ‘Los más buscados’ por quien las autoridades ofrecían hasta $500 millones de recompensa y quien es señalado de varios hechos en contra de la vida de líderes sociales.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here