Tropas del Ejército Nacional, en coordinación con la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, capturaron a doce personas que se dedicaban a la explotación ilícita de yacimientos mineros.

Los capturados hacían parte de la subestructura Julio César Vargas de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC o Clan del Golfo, y con su actividad ilegal obtenían los recursos para las rentas criminales de este grupo armado organizado.

La operación militar, que se desarrolló en la vereda Puerto Antioquia, de Tarazá, Bajo Cauca antioqueño, permitió además incautarse de una retroexcavadora y ocho motobombas.

Según inteligencia, con el material que era extraído se producían ganancias de más de 225 millones de pesos mensuales. De acuerdo con la información obtenida, los trabajos de extracción se realizaban de lunes a sábado de forma ininterrumpida.

Los capturados fueron puestos a disposición de la Fiscalía 82 seccional de Cáceres, por el delito de explotación ilícita de yacimientos mineros y otros.