“El 90 % de Buenaventura es controlado por una sola banda”

Imagen suministrada.
Compartir:

Entrevista de Análisis Urbano con Dennis Arley Huffington, investigador territorial de la Oficina Pares Pacífico y con Juan Manuel Torres, coordinador de la Oficina de Pares Pacífico.

Colombia, 2 agosto de 2021.- Buenaventura está viviendo uno de los ciclos de violencia más fuertes en la última década, en julio se han intensificado los enfrentamientos entre las facciones de la banda ‘La Local’ en una disputa sin cuartel que se ha traducido en aumento de hurtos, desapariciones forzadas, balaceras sin cuartel en los barrios, sicariato y asesinatos selectivos.

En contexto

Informe Especial: El Paro Nacional en Buenaventura

Análisis Urbano: ¿Qué es lo que está pasando en esta nueva disputa sin cuartel en Buenaventura?

Dennis Arley Huffington: La banda ‘La Local’ es una agrupación delincuencial de Buenaventura que desde el 2019 se estableció de una manera hegemónica y haciendo un control social casi total en el casco urbano de Buenaventura. Esta banda tiene una disputa con otro grupo que se llama ‘La Empresa’ pero esa banda fue prácticamente reducida a una presencia en dos barrios mientras que ‘La Local’ tiene presencia en todos los barrios que hay en la ciudad. En diciembre de 2020 uno de los jefes de esta agrupación le hicieron un atentado a manos de otro miembro de la organización, alias Felix sufrió un atentado que vino desde el denominado clan de los Bustamante, esto ocasionó que se fraccionara el grupo en dos, uno de ellos se autodenominó ‘Los Chotas’ en cabeza de los Bustamante y los otros ‘Los Espartanos’ en cabeza de alias Mapaya y alias Felix, y eso tuvo una retaliación de 7 u 8 asesinatos en tres horas el 30 de diciembre, esto fue el punto de partida de una serie de enfrentamientos en los barrios sobre todo donde tenía presencian las dos bandas, se veía una fuerte presencia armada, se veía por ejemplo sujetos en motocicleta con fusiles rondando y en las noches y en las madrugadas se daban unas balaceras bastante prolongadas. Ahí fue cuando la alcaldía hizo la solicitud tanto al Ministerio del Interior, como al Ministerio de Defensa y hubo como una primera reacción de la fuerza pública, logrando que este tipo de balaceras que había disminuyeran, mutó la violencia y comenzaron a aparecer los homicidios selectivos, en Buenaventura cada tres días hay dos personas asesinadas, en el mes de julio al día 22 había 26 personas asesinadas, la mayoría son jóvenes, entre ellos 6 menores de edad. Pareciera que estos ajustes de cuentas han desbordado la capacidad de la policía porque hacen retenes, entran a los barrios, pero los homicidios no disminuyen. Es tan grave lo que pasa, que en los 7 meses de 2021 se han superado los asesinatos de los primeros 7 meses de 2020 y si sigue esto así vamos a superar los 200 homicidios al finalizar este año.

Imagen suministrada.

AU: Hay una cifra preocupante, casi 250 personas detenidas en este año por pertenecer a estas bandas ¿es así de grave el asunto que con tantos detenidos y no están desarticuladas esas estructuras?

Juan Manuel Torres: Es impresionante porque como bien decía Dennis, el control social, el control económico, de la seguridad llega hasta el nivel barrio, al nivel de la calle, y los distintos grupos que hay ven lo que pasa en las calles y por ejemplo con lo que pasó en diciembre, se alinean con uno o con otro, se unen a un bando por afinidad o por la fuerza, entonces lo que hay es un caldo de cultivo para el mercado delincuencial impresionante. Las cifras hoy ya han sobrepasado los 250 detenidos, y no solo eso, sino que capturan gran cantidad de personas, cuando hay un carnet de los más buscados que son más de 20 de un mediano y alto perfil. No estamos hablando de algo pequeño, estamos hablando de un grupo de jóvenes muy grande, pero no solo han detenido esta gran cantidad solo en este año sino que también han incautado todo un arsenal de guerra, a cada rato la Fiscalía da los reportes y se habla de rifles americanos, rifles de asalto, ametralladoras, todo tipo de pistolas y revólveres, podemos estar hablando de más de 25 rifles que en el mercado negro superan los 20 millones de pesos (c/u).

En Buenaventura hay pequeños ejércitos o grandes ejércitos dispuestos a para la guerra, entonces el escenario es bastante delicado porque si capturan tanta gente son golpes que en algún momento menguo la actividad, pero trajo otro problema porque los mandos medios de esos grupos que eran detenidos no acababan con la estructura y el mercado para disputar, porque los altos mandos no estaban para regular, para mantener una guerra que es muy costosa. La situación económica tampoco está muy bien y eso hace que se estén cometiendo otro tipo de delitos que no eran tan comunes en Buenaventura como secuestro exprés de personas, secuestro de motos, fleteo, asalto callejero y antes eso estaba regulado por unos ordenes sociales que eran un poco más fuertes, ahora no, de alguna manera está liberado y no hay garantías, incluso se han denunciado ocupación de casas, ha crecido la extorsión de manera impresionante y hay un monopolio de los productor básicos también.

Puede leer

‘Denunciar es como una lápida, es morir’: Obispo de Buenaventura

En Buenaventura podemos decir que el libre mercado que existe en una sociedad capitalista no opera y curiosamente es por donde entra gran parte de las importaciones de la industria nacional, es la puerta del comercio exterior.

Se están presentando casos de secuestro exprés en Buenaventura,

delito que antes no existía en este distrito

AU: ¿Qué paso con la banda ‘La Empresa’?

DAH: Bueno, ‘La Empresa’ surge como lo que queda de ‘Los Rastrojos’ en 2007-2008, cuando ese grupo queda ‘La Empresa’ posicionada y este grupo al mismo tiempo hacia parte de un grupo de narcos del Valle del Cauca denominada ‘La gran alianza’ que estaba en cabeza de un narcotraficante alias Martín Bala y cuando lo cogen empiezan de desarticular a este grupo y es donde entra ‘La Local’ en cabeza de alias Julito, de los bustamante y dicen que van a montar un grupo propio para evitar que otros actores se tomen la ciudad. ‘La Empresa’ estuvo bastante consolidada y la denominada ‘gran alianza’ fue hecha para evitar la entrada en ese momento de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y ‘La Local’ presta sus servicios de las AGC o Clan del Golfo y se fortalece y empiezan una arremetida en contra de ‘La Empresa’ entre los años de 2017 y 2018 que fue un pico fuerte de la violencia y muchos de los narcos y de los jefes que hacían parte de ‘La Empresa’ se comenzaron a pasar a ‘La Local’, allí es donde entra una persona que fue capturada que es conocido con el alias de Pecueca junto con el clan de Los Montaño; es decir, empiezan a abandonar ‘La Empresa’ y se empiezan a constituir en ‘La Local’ y al final ‘La Empresa’ queda diezmada en dos barrios, que son El Progreso y Caldas, y al final se llega a un acuerdo de no agresión entre estos dos grupos. Curiosamente hoy los dos únicos barrios en donde no se registran homicidios y hurtos son los barrios en donde está ‘La Empresa’.

Análisis Urbano: ¿Cómo está distribuida Buenaventura, la parte de la isla y la parte continental, en el control de estos grupos armados?

JMT: Esta mirada de la espacialidad de la pobreza, de la violencia en Buenaventura es supremamente interesante, porque cuando uno se encuentra con la geografía en Buenaventura se le dificulta entender, no solo por el terreno ganado al mar sino por entender que la isla es un relleno de muchos años y que el continente está articulado a la dinámica del mar a través de dos esteros, el  Estero san Antonio y del Estero de Aguacate, tu puedes pasar de un barrio de la isla a un barrio del continente por esteros sin ningún inconveniente. Nosotros en Pares si nos hemos tomado muy en serio el tema de la espacialidad, porque para usted comprender Buenaventura, usted no puede hablar de una parte urbana y rural como diríamos en Popayán, No, en Buenaventura hay zona rural carreteable, hay zona rural de playa, hay cuenca de río, río parte baja, río parte alta y cada zona tiene sus particularidades y en Buenaventura tanto en el continente como en la isla hay barrios que se llaman de baja mar. Esta descripción nos lleva a decir que tenemos que hacer un mapa histórico de la violencia allí, para saber dónde irrumpió la violencia, cuáles fueron las facciones, cuáles fueron los grupos, porque hubo unos barrios característicos como el barrio San Francisco y Juan XXIII que tenían cosas que los ligaban a barrios como el Muro Yusti y en Lleras en estas lógicas de construcción de ciudad.

DAH: La isla como tal en su totalidad después del puente de El Piñal, está bajo el control de un solo grupo en este caso de la facción de ‘La Local’ denominada ‘ Los Espartanos’ eso ha generado cierto conflicto porque hay como unas prohibiciones para las personas que habitan los barrios Juan XXIII y San Francisco a que visiten los barrios ubicados en la isla, porque hay personas que tienen familia allá y familia en la zona continental de Buenaventura y no se han podido comunicar, porque las bandas los identifican si llegan a cruzar esas zonas y eso ha generado desplazamiento al interior del distrito para algunas familias. En estos momentos hay muchas armas en Buenaventura, no hay un mando unificado en ninguna de las facciones entonces hay como cierta anarquía y ambas facciones de ‘La Local’ están cobrando extorsiones a los comerciantes entonces han cerrado los que se han negado a pagar, a otros les han hecho atentados con explosivos y a otros les ha tocado de manera obligada a hacer acuerdos con una u otra facción y esto les impide comercializar en barrios donde dominan bandas a las que no les han pagado la extorsión. La disputa hoy está muy fuerte a través de los esteros porque es un lugar estratégico que permite la salida de embarcaciones para ciertas actividades económicas ilícitas, que tienen que ver también con todos los terrenos ganados al mar en la isla. Hay algo curioso de lo que nos enteramos hace poco, en el barrio San Antonio por la antigua vía al mar, también había presencia de estas facciones y nos enteremos que llegó otro grupo a nombre del ELN y al parecer sacó a esas facciones de allá y han controlado esa zona se dejaron de hacer las extorsiones, pero todo lo que esté al borde del mar es lo que más se disputa, lo mismo pasa en la zona rural sobre todo en las cuencas que estén cerca de las desembocaduras de los ríos al mar porque son las que permiten el tránsito.

Leer: Alarma en la ONU por 41 homicidios en la ciudad colombiana de Buenaventura

Todo lo que esté al borde del mar es lo que más se disputa en Buenaventura

AU: ¿Qué pasó con las ‘casas de pique’ en Buenaventura?

JMT: Las ‘casas de pique’ son un fenómeno que todavía se denuncia mucho pero ya en la modalidad de desaparición forzada, en Buenaventura todavía es algo que es muy presente, hay reconocidas por la JEP casi mil personas desaparecidas y en este momento incluso hay una disputa en lo territorial en disputa con el desarrollo en el Estero San Antonio que es uno de los esteros donde más hay desaparecidos, hay una isla que se llama Calavera y hay otros puntos del estero que se dice que pueden estar las personas desaparecidas que muchos de ellos eran asesinados que tiraban al estero o eran de estas ‘casas de pique’, estas casas si existieron, se ubicaron en algunas calles, generaron mucho dolor y este fenómeno posiblemente todavía exista, pero la modalidad ya no es solo para descuartizar sino para desaparecer del todo (sic) son formas en que el crimen evoluciona, que conservan muchos componentes espirituales, componentes estratégicos, el miso Ariel Ávila lo dice en sus investigaciones, cuando le decían “para que matar 10 o 12, tiene más impacto matar a uno y exponerle la cabeza” que es lo que le llaman crímenes ejemplarizantes.

En Buenaventura cada tanto aparecen miembros superiores, miembros inferiores, partes del torso en las playas, en los esteros, de repente aparecen flotando partes del cuerpo y no se puede negar que todavía no exista, el que sea hoy un fenómeno generalizado es lo está en disputa, y son formas de matar que ya no nos sorprender, acá nada nos sorprende, por lo menos lo de las ‘casas de pique’ ya no nos sorprende tanto como antes y no podemos decir que nos exportaron esa violencia, es una violencia enraizada que llegó de la crueldad de los grupos paramilitares porque antes no se hacían de esa manera, pero esto es un dolor que le siguen causando a las familias, porque la desaparición forzada es uno de los crímenes más atroces que pueden haber.

DAH: Yo concuerdo con Juan Manuel, porque las disputas que había en el momento de las denuncias sobre la existencia de las ‘casas de pique’ es un poco diferente a la que se está dando ahora, gran parte de la violencia viene hoy de las personas que han asesinado por hurto, no se puede desconocer. Los integrantes de estos grupos tienen muchas armas, están muy bien armados y se han creado una serie de ‘fronteras invisibles’ que ha veces ocupan dos o tres varios en una sola ‘frontera invisible’ y esto impide que de una facción pase donde está la otra y eso dificulta el tema de la desaparición, por lo tanto podríamos decir que donde están concentrados estos grupos ha disminuido algunos tipos de violencia y está subiendo en los barrios de ‘transito’ que es donde se encuentra todo el mundo, son barrios más comerciales. A principios de este año se encontraron varios cuerpos en la playa, ha habido denuncias de desapariciones, pero ya no se puede existir que exista ese fenómeno como era antes.

AU: Dennis ¿Por qué a ‘La Local’ ya no se le puede denominar ni combatir como un grupo delincuencial organizado?

DAH:Esta categoría que sacó el gobierno nacional luego de la firma del Acuerdo de Paz para combatir los grupos, si la dejamos que es un Grupo Delincuencial Organizado es para que la combata la policía, pero por el tipo de armas, el número de sus integrantes, su operatividad con fuerza y un hecho a tener en cuenta es que a principios del año 2020 hubo un intento de algunas disidencias y del ELN de ingresas al casco urbano de Buenaventura, un intento que duró unas dos a tres semanas de enfrentamientos y no lograron pasar del primer barrio porque ‘La Local’ los detuvo, entonces vemos que un grupo delincuencial pequeño no tendría la capacidad de enfrentarse a estructuras como las del ELN o las disidencias, es necesario que la policía en términos de orden público cuente con la Armada y con el Ejército, porque en los terrenos ganados al mar la policía llega a los lugares que son terrestres, y necesita ayuda de las otras fuerzas.

Son facciones con control territorial, están bien armados, controlan las rutas del narcotráfico que hay en Buenaventura, tienen influencia en la zona rural y tienen salida al Chocó, gran capital a través de la extorsión a los negocios, tienen monopolio de alimentos y se necesita una gran estructura para poderla desarticular, se les debe tratar como Grupo Armado Organizado.

AU: ¿Hay carteles mexicanos en Buenaventura?

JMT: Lo de los mexicanos siempre es un mito pero también son realidades, no se hasta donde Buenaventura sea la ciudad para la llegada de estos emisarios, se habla más que ellos llegan vía aérea a Cali, a Jamundí, a fincas de recreo en el Lago Calima porque son para hacer negocio, algunos si son de alto perfil tendrán sus grupos de protección, pero obviamente toda la droga que sale por Buenaventura gran parte va es a Centroamérica y a México, y los negocios son los mexicanos, porque ahora muy pocos pueden decir que tienen una ruta propia de grandes cantidades de cocaína que no sea por los cárteles mexicanos.

Análisis Urbano: muchas gracias a Dennis Arley Huffington, investigador territorial de la Oficina Pares Pacífico y con Juan Manuel Torres, coordinador de la Oficina de Pares Pacífico por esta entrevista.

Dennis Arley Huffington: muchas gracias a ustedes por la invitación

Juan Manuel Torres: Muchas gracias.

Compartir:
Total
1
Shares