El candidato del oficialista Frente Amplio (FA), Daniel Martínez, se mostró «tranquilo» cuando acudió este domingo a su centro de votación para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Uruguay.

«Estoy totalmente tranquilo, ya está todo jugado. Hay que esperar con respeto, democracia y buena onda», declaró el exintendente de Montevideo, que busca el cuarto mandato consecutivo para la coalición de izquierdas que gobierna Uruguay desde 2005.

Martínez, que se presentó en el centro de votación con su esposa y su nieto, indicó que, ocurra lo que ocurra en la noche electoral, el lunes estará «tranquilo».

«En la vida hay que ser feliz; si uno está convencido de lo que hace tiene que seguir para adelante en lo que hace y disfrutar de las cosas buenas que tiene la vida», manifestó.

El que fuera ministro de Industria, Energía y Minería entre 2008 y 2009 fue recibido con cánticos de «se nota, se siente, Martínez presidente» en el centro de votación situado en Pocitos, un barrio acomodado de la capital uruguaya.

El candidato del FA, cuya campaña electoral ha sido ampliamente cuestionada, está en todas las encuestas por detrás del aspirante del Partido Nacional (PN), Luis Lacalle Pou, quien es favorito para convertirse en el próximo presidente de Uruguay.

Unos 2,7 millones de ciudadanos están llamados este domingo a las urnas en Uruguay para elegir al mandatario para el período 2020-2025 que releve al actual presidente, Tabaré Vázquez.

En esta jornada, Uruguay se debate entre la continuidad de los Gobiernos frenteamplistas, que llevan desde 2005 en la Presidencia, con los dos mandatos de Vázquez y el de José Mujica (2010-2015), y el cambio propuesto por la oposición, reunida en una alianza «multicolor», como la denomina Lacalle Pou.

Para ella logró juntar a casi todas las fuerzas de la oposición con representación parlamentaria, con el principal apoyo del Partido Colorado (PC, centroderecha) -la otra fuerza tradicional de Uruguay, con 183 años de historia, igual que el PN- y Cabildo Abierto (CA, derecha), fundado en 2019 y liderado por el excomandante en jefe Guido Manini Ríos.

También los minoritarios Partido Independiente (PI, centroizquierda) y Partido de la Gente (PG, derecha) apoyaron, durante la campaña para esta segunda vuelta, a Lacalle Pou.

EFE.