El embajador birmano encabeza una protesta en Londres contra la junta militar

El embajador de Birmania en Londres, Kyaw Zwar Minn, en declaraciones a los medios en la calle este jueves en Londres. EFE/EPA/ANDY RAIN

Londres, 8 abril.- El embajador birmano en el Reino Unido, Kyaw Zwar Minn, encabezó este jueves una protesta contra la junta militar que ha tomado el poder en Birmania y le ha vetado la entrada a la legación oficial de su país en Londres.

Minn ha pasado la última noche en su automóvil, después de que el agregado militar birmano le denegase la entrada a la embajada, un incidente que ha calificado en declaraciones a los medios de “golpe” llevado a cabo con “instrucciones de la capital (de Birmania)”.

Una treintena de personas se congregaron en el exterior del edificio para apoyar al diplomático, alzando las manos con los tres dedos del medio levantados y el pulgar y el meñique doblados sobre las palmas, gesto popularizado como símbolo en contra del golpe militar que a principios de febrero derrocó al Gobierno electo de Aung San Suu Kyi.

Los manifestantes mostraron pancartas y flores en recuerdo de los 600 civiles fallecidos a manos de la junta militar en Birmania y lanzaron proclamas a favor de la libertad de las más de 2.800 personas que las autoridades mantienen bajo arresto, incluida la depuesta jefa del Ejecutivo birmano.

Poe Thant, una trabajadora birmana del sistema sanitario británico (NHS, por sus siglas en inglés), acudió a la protesta para pedir el apoyo del Gobierno del Reino Unido porque considera que sería “vergonzoso para toda la gente que apoya la democracia” que el Ejecutivo de Boris Johnson se posicionase del lado de la junta militar, aseguró a Efe.

“Hemos perdido nuestro país y ahora hemos perdido también nuestra embajada. Esto es la única cosa que tengo… para los documentos era muy útil, pero ahora, ¿a dónde tengo que ir?”, se preguntó Philip Thang, manifestante birmano que llegó hace tres años a Londres para estudiar.

Tras conocerse que el diplomático tiene el acceso denegado a la embajada, el ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, condenó en un tuit “las acciones de acoso del régimen militar de Birmania” y destacó el “coraje” de Minn, después de que éste reclamase la liberación de la líder birmana.

“El Reino Unido sigue pidiendo el fin del golpe y la terrible violencia y (solicita) el rápido restablecimiento de la democracia”, agregó el jefe de la diplomacia británica.

En las últimas semanas, el Reino Unido ha impuesto sanciones contra altos cargos de la junta militar birmana, incluido el general Ming Aung Hlaing, así como contra la Corporación Económica de Birmania (MEC, por sus siglas en inglés), conglomerado empresarial vinculado al Ejército.

Con estas sanciones, en respuesta a las violaciones de los derechos humanos en el país, se impide a cualquier persona tratar con fondos o recursos económicos que son propiedad o están controlados por la organización sancionada.

El Gobierno británico ha convocado al embajador birmano en varias ocasiones desde el golpe militar para condenar el uso de la violencia policial contra manifestaciones pacíficas y pedir la liberación inmediata de los arrestados.

Total
2
Shares
Previous Post

La samba, silenciada por la pandemia, abre sus puertas a la vacunación

Next Post

El cerebro humano moderno evolucionó en África hace unos 1,7 millones de años

Related Posts