El embarazo en niñas entre 10 y 14 años creció un 24 % en 2021 en Perú

Imagen de archivo de una joven con embarazo. EFE/ Orlando Barría
Compartir:

Lima, 26 de septiembre de 2022.- Más de 1.430 niñas entre 10 y 14 años fueron madres en 2021 en Perú, una cifra un 24 % superior a lo reportado en 2020, informó este lunes la oficina en el país del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) con motivo del Día de la Prevención del Embarazo Adolescente.

Según el informe, el país andino registró el año pasado un promedio de cuatro nacimientos al día en niñas de 10 a 14 años, lo que sumó 1.437 menores que fueron madres, una cifra mayor a los 1.158 casos reportados en 2020.

En 2021, cada hora hubo cinco nacimientos en adolescentes de 15 y 19 años, mientras que 23 niñas menores de 10 años se vieron forzadas a ser madres, según cifras preliminares del Certificado del Nacido Vivo del Ministerio de Salud, recogidas por el UNFPA.

La agencia de la ONU recordó, en ese sentido, que el orden jurídico peruano establece que los nacimientos de niñas menores de 15 años son el resultado de delitos de violación.

El año pasado, los Centros de Emergencia Mujer (CEM) atendieron 7.738 casos de violencia sexual contra niñas, un número un 30 % superior al registrado en 2019.

Los departamentos donde hubo más niñas entre 10 y 14 años forzadas a ser madres fueron los selváticos de Ucayali, Loreto, San Martín y Madre de Dios.

El estudio revela, además, que entre el censo de 2007 y 2017, el porcentaje de adolescentes de 15 a 19 años embarazadas por primera vez aumentó en 14 de los 25 departamentos del país y que el 75 % de estos casos no fueron intencionales o planeados en el momento de la concepción.

“Después de varios años de mejoras en distintos indicadores de embarazo y maternidad adolescentes, el Perú ha experimentado algunos retrocesos y se enfrenta a nuevos desafíos”, alerta el UNFPA en el estudio.

Agrega que, con estas cifras, el país andino ha perdido 1.010 millones de dólares por costos de oportunidad de embarazos adolescentes.

En marzo pasado, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas denunció la situación de niveles muy altos de violencia contra las mujeres en Perú, así como la discriminación que sufren para acceder a la Justicia.

En el país andino, los CEM y la línea 100 atienden a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día, al igual que el denominado Chat 100, un servicio personalizado y confidencial por internet y en tiempo real, que atiende a personas afectadas por la violencia familiar o sexual.

La violencia contra mujeres y niñas es una violación grave de los derechos humanos y el derecho de las mujeres a vivir sin violencia está recogido en acuerdos internacionales.

En el ámbito mundial, solo el 40 % de las mujeres busca ayuda tras sufrir violencia, lo que obliga a las instituciones a promover políticas de prevención y ayuda.

EFE

Compartir:
Total
5
Shares