El español Alex Palou, gran perdedor en la conducción errática de la IndyCar

En la imagen el piloto español Alex Palou. EFE /AJ Mast /Archivo
Compartir:

Madison (Illinois, EE.UU.), 22 ago – La conducción errática ha trastocado la carrera por el campeonato de IndyCar y uno de los más afectados ha sido el joven piloto español Alex Palou, que en las dos últimas carreras no ha podido puntuar y ha perdido el liderato por el título de la Series TNT.

Palou se quedó parado en su vehículo viendo una repetición del choque que lo dejó fuera del último evento ovalado de la temporada y, en consecuencia, consumió la ventaja que tenía en la clasificación IndyCar.

El resto del pelotón siguió rugiendo sin él el sábado por la noche en el World Wide Technology Raceway después de que Palou sufriera un accidente de tres autos provocado por otro reinicio incompleto.

Las carreras descuidadas y los reinicios fallidos han sido un problema durante toda la temporada en IndyCar; recuerde, el eventual ganador de la carrera, el sueco Marcus Ericsson, pasó por encima del francés Sebastien Bourdais incluso antes de que el pelotón llegara a la línea de reinicio en Nashville a principios de este mes.

Una oleada de pilotaje impaciente y demasiado agresivo ha dado la vuelta a la lucha por el campeonato, que hace un mes dominaba con tranquilidad el joven Palou, del equipo Chip Ganassi Racing.

“Hemos tenido una conducción bastante errática y algo bastante loca esta temporada, pero parece pasar desapercibido”, declaró el neozelandés Scott Dixon, el seis veces campeón de IndyCar, después de ser recogido en el accidente con su compañero de equipo Palou.

El ganador de la carrera, el estadounidense Josef Newgarden, del equipo Penske, que ahora es tercero en la clasificación, estuvo de acuerdo: “Creo que la gente conduce de forma agresiva estos días. Casi tienes que igualarlo hasta cierto punto porque si no lo haces, simplemente te atropellan”.

Y Palou, impotente atascado fuera del centro de cuidados cuando el piloto mexicano Pato O’Ward, del equipo Arrow McLaren SP pasó a su lado por el liderato en puntos de IndyCar, simplemente se preguntó por qué había tanta impaciencia con casi 200 vueltas para el final.

“Es muy temprano. Quiero decir, si es la última vuelta de la carrera, puedo entenderlo. Pero aún es temprano”.

Las carreras arriesgadas han mejorado la carrera del campeonato y han puesto a O’Ward, de 22 años con aspiraciones a la Fórmula Uno, en la cima de la clasificación de IndyCar. O’Ward en dos semanas pasó de 42 puntos a 10 sobre Palou, de 24 años que ha liderado después de ocho de 13 rondas.

Palou salió de la cima de la clasificación por última vez hace seis carreras, en junio en Detroit, donde una victoria de O’Ward lo puso de líder brevemente por un solo punto.

No hay ningún favorito en la carrera por el campeonato que traslada la competición a la costa oeste, donde permanecerá tres semanas cerca de la temporada, y solo 60 puntos separan a O’Ward de Ericsson en el quinto lugar.

La victoria de Newgarden lo superó del quinto al tercer lugar y solo 22 puntos del liderato, mientras que Dixon perdió nueve puntos más para quedar 43 atrás.

O’Ward, que hasta ahora ha sido el gran beneficiado con la moda de conducir de manera agresiva y peligrosa, admitió haber jugado a lo seguro con movimientos calculados el sábado por la noche.

Terminó segundo detrás de Newgarden y se contentó con seguir al mejor auto. La única oportunidad de ganar de O’Ward hubiera sido si Newgarden es frenado por los autos que ya habían sido doblados “pero todos fueron muy respetuosos. Eso es un cambio”.

Y O’Ward pareció exonerar al holandés Rinus VeeKay por su papel en chocar a Palou y Dixon, señalando que los reinicios han sido un desastre esta temporada.

De hecho, O’Ward creía que la culpa estaba por delante de VeeKay en quizás el piloto estadounidense Alexander Rossi por crear un grupo de casi tres de ancho que se dirigía a la curva.

“Supongo que aquí no se mira en el espejo izquierdo. Simplemente giró, así que tuve que frenar de golpe para no chocar”, comentó O’Ward. “Supongo que eso es lo que causó el choque detrás de seguro. Para mí fue repentino y bastante agresivo, sí”.

Afirmó que algunos en el circuito oval corrieron sucio porque “tenía mucho que perder y ellos lo saben. Simplemente se están aprovechando de la posición en la que se encuentran en términos del campeonato”.

Dixon cree que es hora de que el control de carrera de IndyCar se involucre y, bueno, controle a los conductores erráticos. Hay mucho en juego y parece injusto cuando decisiones descuidadas perjudican a los pilotos que intentan correr de la manera correcta.

Newgarden admitió que después de la victoria del sábado por la noche le resultó difícil morderse la lengua y no identificar a los peores infractores. Pero dijo que depende de los competidores individuales aprender los matices de sus rivales y descubrir con quién es seguro correr.

Tanto Newgarden como O’Ward admiten que en la IndyCar es necesario que se establezca la jerarquía de los pilotos veteranos que existe en la modalidad NASCAR, donde denuncian sin piedad la conducción peligrosa, la falta de etiqueta y el rechazo del acuerdo de caballeros.

Pero tanto Palou como O’Ward y Newgarden consideran que la clave está en que los pilotos de la IndyCar es que cumplan a la perfección las reglas de como se debe competir cuando estás al volante de un monoplaza.

EFE

Compartir:
Total
1
Shares
Previous Post

Nueva Zelanda vuelve a extender el confinamiento de todo el país

Next Post

Rahm y Smith esperan llegar bien a la cuarta ronda del The Northern Trust

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: