“El Estado tiene al ESMAD y el pueblo a la Primera Línea”

Línea Aburrá Foto: Camilo Rojas
Compartir:

Primera Línea se le llama a las personas que van adelante de las manifestaciones totalmente cubiertos y con escudos improvisados. Según su manifiesto,  se organizaron  desde el 2019  para defender la protesta social y a sus manifestantes. Hoy todos los municipios del Valle de Aburrá tienen PL y aseguran que seguirán al frente del Paro Nacional.

Por Yurany Alzate

Medellín, 25 junio de 2021.-

“Salir a las calles con el rostro tapado, en un país donde te matan por pensar diferente, por manifestarte, por reclamar tus derechos, por rechazar el abuso del Estado, no es fácil, pero preferimos estar así, no dar cara, para tener un poco más de seguridad”, afirman desde la Línea Aburrá.

La gente de Primera Línea, más conocida como PL, tienen un vestuario determinado para salir. Llevan  jean, camiseta,  saco y por lo regular botas platineras. Usan guantes y se cubren los rostros con camisetas o capuchas, gafas protectoras y máscaras antigases. En sus cabezas, tienen cascos, de construcción o deportivos y llevan una especie de escudo hecho de madera o plástico.

Contexto

La Policía Nacional: el enemigo del Paro en Colombia

La aparición de esta Primera Línea en Colombia fue en 2019, casi dos semanas después de que arrancó el Paro Nacional del 21 Noviembre. Exactamente, el 4 de diciembre hicieron su debut en las calles. Según indican, después del asesinato de Dilan Cruz, en Bogotá y de los múltiples e impunes casos de agresiones y violencia desmedida por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbio- Esmad- hacia las movilizaciones ese año, los  obligaron a organizarse.

La Pl en Colombia tiene un manifiesto el cual establece que “Somos la primera línea y estamos conformados por ustedes, colombianos. No tenemos banderas. Ni líderes, ni voceros. No tenemos colores. No tenemos representantes. No tenemos rostro ni identidad. Respondemos al ataque indiscriminado a las manifestaciones pacíficas. Existimos para defender al manifestante.”

Desde esa mirada, las personas que integran este grupo tienen claro que no deben ser ellos  los que comiencen  el ataque a la Fuerza Pública, nos dicen. Por eso, según indican, se reúnen constantemente para debatir, tomar decisiones y mirar cómo están actuando y qué errores cometen.

“Los escudos siempre van adelante de la marcha para poder analizar el comportamiento de la fuerza pública y  cuidar al pueblo de los  infiltrados en las manifestaciones, de la dispersión con gases y armas del Escuadrón Móvil Antidisturbios. Intentamos que las personas no ataquen cuando ven al Esmad y así continuar el recorrido tranquilos, sin embargo, es muy difícil, porque esa fuerza policial siempre busca la forma de alterar a la gente  para poder reprimir”, aseguran.

Para ellos el miedo pasa a un segundo plano cuando están en enfrentamiento “se van con toda” indican, tienen claro que “ la lucha es por un mejor país, por unos derechos que se nos niegan y quizás la muerte llegue mientras se resiste en los ataques, pero no pueden dejar a la gente sola, porque si el Estado tiene al Esmad,  el pueblo tiene a la Primera Línea.”

La PL siguió en las calles de Colombia, así el Comité del Paro decidiera  ponerle fin a las movilizaciones “esas personas no nos representan, además no obedecemos órdenes de ningún sindicato o alguna central obrera. Es ilógico decir que estamos para proteger a los manifestantes y no salir, sabiendo que aún muchas personas continúan en las movilizaciones”, expresan.

Línea  Aburrá

Línea Aburrá Foto: Camilo Rojas

El Valle de Aburrá, en Antioquia, lo conforman 10 municipios -Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello, Medellín, Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y Caldas- cada uno de ellos tiene su equipo de Primera Línea. Cuando inició el Paro Nacional, el 28 de abril, cada PL era independiente, es decir, iban a la movilización con el mismo objetivo defender al pueblo y a su vez, apoyaban al compañero de al lado, pero no sabían ni quién era, ni de dónde era.

Los días de marchas y enfrentamientos con el Esmad fueron pasando y el apoyo, la amistad y la confianza con el compañero de al lado era más fuerte, por eso decidieron unirse y trabajar en conjunto. Conformaron La Línea Aburrá integrada por  las Primeras Líneas del Valle de Aburrá, organizaciones de APH y cuarta línea Resistencia Juvenil.

“Hicimos un llamado a los líderes de cada municipio, ahí dijimos vamos a  organizarnos y lograremos mejores cosas. Es importante la Línea Aburrá en este estallido social por la unidad, eso demuestra que el pueblo puede trabajar unido, no cada uno con ideales diferentes o bajo el desconocimiento,  por eso  nuestra tarea principal es crear conciencia, que la gente sepa porqué estamos ahí, porqué nos oponemos a la policía, al Esmad, a la represión. Entender de que acá no se trata de ser blanco, negro, café… No, esta lucha es de todos”, aseguran.

Asimismo, establecen que “Una Primera Línea se divide en 5 sectores: las personas que protegen, las que cuidan, las que llevan la leche, los que están atentos por si pasa algo de una llevar al compañero al personal APH  y los que cargan cascos, caretas o implementos demás, por si alguien necesita. Todos tenemos que trabajar en conjunto para lograr un orden y así poder tener buena respuesta a los ataques del Esmad”, cuentan desde la Línea Aburrá.

Tienen claro que una parte de la sociedad no los ve con muy buenos ojos y es por desconocimiento, indican “hay mucha gente que ha visto el respaldo que le damos a la ciudadanía y lo valoran bastante porque saben que estamos ahí es para proteger la gente, sin embargo, hay otras personas  que nunca vienen y se dejan influenciar, se quedan con lo que dicen: que los jóvenes consumen que esto que lo otro, no se darán cuenta que vivimos en una ciudad, un país donde muchos pelados lo hacen porque no tienen ninguna oportunidad en sus vidas y se resguardan ahí”, aseguran que en los espacios de resistencia lo tienen prohibido.

Establecen que el peligro no lo representan jóvenes “armados” con cascos, gafas y escudos, sino los policías, que disparan y arremeten contra los estudiantes y los ciudadanos en la calle.

Puede leer

Brutal. Golpearon a un menor que grabó los abusos cometidos por policías en Medellín

“Hay personas que vienen a luchar con mucha rabia por el Estado, sí, pero de coger armas nunca. De hecho,  nos lo han ofrecido,  pero nuestros ideales están por fuerza de lo que representa asesinar a alguien. Nos defendemos con piedras y escudos, nada más.  Nosotros no somos un grupo armado y tampoco lo seremos”, expresan desde la Línea Aburrá.

También cuentan que el miedo es latente  porque en ocasiones ni para el pasaje tienen, por eso la única opción es caminar y en el trayecto a sus casas pueden ser capturados por tener  máscaras antigases, cascos y los elementos que utilizan para resistir. “En muchas ocasiones los pelados prefieren quedarse en el campamento, ahí en el Parque de la Resistencia, que exponerse a estar solos en las calles.”

Por esa razón, reciben donaciones para poder tener pasajes, comida, leche, vinagre,bicarbonato. 

“La ciudad no entiende que necesitamos hacer un pare en el camino, el Gobierno se une para acabar con lo poco que tenemos y nadie hace, ni  dice nada, es más mientras la gente está borracha o en discotecas a los jóvenes nos matan, el caso de Santiago nos impresionó, que dolor  y  lo peor es que no hay quién responda por esos asesinatos en medio del Paro Nacional” dicen.

Por esos seres amados que hoy no están también luchan, por saber quién da la orden de acabar con la vida de tanto joven como si a nadie le doliera, establecen desde la Línea Aburrá. Siempre que salen a las calles gritan “por qué, por qué nos asesinan, si somos la esperanza de América Latina”, para dejar un mensaje en cada persona que los escuche, afirman.

Nos cuentan que tienen una base de datos de las personas que integran la Línea Aburrá y si alguien de la PL es capturado, buscan acompañamiento de  la ONU y la Dirección Regional de Derechos Humanos,  para que se le garanticen los derechos. Según dicen “los quieren  judicializar hasta porque les ven un casco, eso ya determina un peligro para el Esmad y buscan cualquier excusa para encerrarlos”, afirman.

Le puede interesar leer

Paro nacional: jóvenes, trabajadores… ¿quiénes son los manifestantes de la Primera línea ?

Hay un momento en que la seguridad es primordial, afirman, por eso cuando los manifestantes se van optan por retirarse,  cuando no hay gente para defender la lucha pierde el sentido. Resisten hasta que las personas que acompañan la marcha se van, ya que el objetivo como Primera Línea es proteger,  no enfrentarse por enfrentarse con el Esmad.

También tienen claro que nadie manda a nadie, como lo dice el manifiesto  y que algunos jóvenes sienten mucha rabia por el Esmad y por eso se quedan en enfrentamientos así la orden sea  retirarse. Cuando sucede eso muchos deciden resistir un poco más y lo hacen porque no pueden dejar al compañero solo, afirman.  

Dejan claro que cuando bloquean la ciudad no quieren hacerle daño al pueblo, ni dañar los negocios, ni robar, ni afectar de una u otra manera a la ciudadanía. “Bloquean porque están cansados de los abusos policiales, de la violación a los derechos humanos, de la falta de oportunidades educativas, laborales, bloquean porque ser joven y vivir en un país como Colombia da miedo, por eso parando la ciudad es una forma de rechazar todas esas situaciones” expresan.

La Línea Aburrá continuará al frente del Paro Nacional, dicen, “porque el pueblo los necesita, porque ellos también son pueblo y están cansados de este mal gobierno.”

Tema relacionado

Soy un vándalo y de primera línea
Compartir:
Total
12
Shares