El excandidato presidencial Carlos Pizarro fue asesinado el 26 de abril de 1990. Sus familiares hicieron una petición para que este caso vaya a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y este tribunal la admitió.

Con esto, esta corte estará encargada de revisar el caso del asesinato de Pizarro, y podrá incluso declararlo como un crimen de Estado. Este crimen ya fue declarado de lesa humanidad en 2010 y aún no ha sido resuelto.

Llevamos esperando mucho tiempo para tener un mínimo de justicia en el caso de mi padre, uno de los magnicidios que cambió la historia del país en los años 90. No ha habido voluntad del Estado colombiano para aclarar la verdad de los hechos” declaró María José Pizarro, representante a la Cámara e hija del excandidato.

Hasta el momento este caso no ha tenido mayores avances en la justicia colombiana, por lo que el estudio de la CIDH podrá darle nuevas luces al magnicidio.