Como lo habíamos advertido, en la parte alta de la Comuna 16 – Belén y en el corregimiento Altavista, los venezolanos están siendo victimizados por las organizaciones criminales, y en algunos casos se están involucrando en las dinámicas de la delincuencia organizada.

Anoche en el sector La Capilla de Belén Rincón fueron atacados a tiros Alirio Andrés Vélez de 25 años de edad y Francisco Javier Suárez de 26, los dos ciudadanos venezolanos, quienes fallecieron posteriormente en un centro asistencial de Medellín.

La tensión por este hecho se sintió desde las primeras horas de la mañana y por eso con el apoyo de funcionarios de la Alcaldía, tres familias compuestas por 13 personas salieron huyendo del lugar.

El defensor de Derechos Humanos de la Comuna 16, Julio Rengifo, le confirmó a este medio que efectivamente se trataba de ciudadanos venezolanos que en este momento son atendidos por la ruta para los desplazados de la Administración Municipal.

De acuerdo con las denuncias de Rengifo, organizaciones criminales como Los Chivos, Los Pájaros y ahora Los Juaquinillos, están reclutando forzosamente a jóvenes y niños de dicha nacionalidad.

El doble crimen fue atribuido por el propio comandante de la Policía Metropolitana, general Eliécer Camacho, a Los Juaquinillos, quienes también serían los responsables del desplazamiento forzado.

Este es un nuevo ingrediente que se le suma a la difícil situación de orden público que se vive en la ciudad de Medellín, especialmente en toda la zona occidental.