El número 2 de las AGC muere en una operación policial

Imagen del Heraldo.

Bogotá, 7 febrero.- La Policía de Colombia, en una operación conjunta con el Ejército, abatió a Nelson Darío Hurtado Simanca, alias “Marihuano”, quien aseguran que actuaba como número dos de la principal banda criminal paramilitar del país, el Clan del Golfo.

“El día de hoy hemos dado el golpe más duro a la estructura del Clan del Golfo que haya recibido (…) ha sido dado de baja Nelson Hurtado, alias ‘Marihuano'”, anunció este domingo el presidente de Colombia, Iván Duque, acompañado del ministro de Defensa, Diego Molano, los mandos de las Fuerzas Armadas y de la Policía.

La operación tuvo lugar en la localidad de Riosucio, en el departamento del Chocó, en el oeste del país, agregó el presidente.

Alias “Marihuano” era la mano derecha del líder del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, y el “más peligroso de los narcotraficantes de esa estructura”, aseguró Duque.

El presidente recordó que Hurtado perteneció a las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), fue capturado en 2008 y estuvo preso dos años para luego eludir a la justicia.

CAPO DEL NARCOTRÁFICO

“Este bandido, este delincuente es el autor de múltiples asesinatos de líderes sociales y también tiene indicios de estar vinculado al asesinato de personas en proceso de reincorporación”, alegó el presidente, quien también añadió que se ocupaba del envío de droga a siete países.

Duque agregó que Hurtado estaba en grupos armados ilegales hace más de 26 años y tenía circular azul de la Interpol.

Hurtado controlaba el Bloque Central Urabá, integrado por 700 hombres, en la región del Caribe, según la información del centro de investigación del crimen organizado InSight Crime.

“Era responsable de enviar unas seis toneladas de clorhidrato de cocaína mensuales hacia Centroamérica y Europa a través de dos rutas clandestinas” y “tenía la misión de establecer rutas para el envío del alcaloide especialmente hacia Italia, Holanda, Bélgica y España”, informó por su parte la Policía en un comunicado.

El director de la Policía, general Jorge Luis Vargas, señaló que Hurtado era un “abusador de menores”, que usaba a mujeres para llevar mensajes a “Otoniel” y estaba encargado de comenzar la línea de narcotráfico por el Pacífico para el Clan del Golfo.

Según las autoridades, Hurtado fue designado número dos de esa banda criminal tras la detención en 2018 de Carlos Mario Tuberquia Moreno, alias “Nicolás”, quien ocupaba entonces ese puesto.

El Gobierno confía que esta operación les “acerque cada vez más a Otoniel”.

El Clan del Golfo, también conocido como Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o “Los Urabeños”, por su localización inicial en la frontera con Panamá, surgió en 2006 de las extintas AUC y llegó a convertirse en la estructura criminal más grande de Colombia.

Actualmente, tras varios golpes y detenciones de cargos intermedios y cabecillas, su red es cada vez más débil y “se enfrenta al precipicio de dividirse en facciones independientes”, según la información de Insight Crime.

ime/joc

Total
3
Shares
Previous Post

Colombia acumula 6.009 nuevos casos de covid-19, la cifra más baja en 2 meses

Next Post

La India apura las tareas de rescate tras una avalancha con 170 desaparecidos

Related Posts