El país amaneció pintado con propaganda de las AGC

Foto: cortesía.

La Agencia de Prensa Análisis Urbano, desde las horas de la noche del 30 de septiembre, recibió denuncias desde todo el país de presencia de hombres encapuchados en multitud de municipios en actitud amenazadora. Aunque no atacaron a nadie, sí pintaron docenas de paredes con las iniciales del grupo para el que trabajan: AGC (Autodefensas Gaitanistas de Colombia).

Con el mensaje “AGC PRESENTE” escrito en paredes de tiendas, fachadas de casas y aceras pública amanecieron municipios colombianos como San Pedro de Los Milagros, Ituango, Sabanalarga, Medellín, Cocorná, Urabá, Marinilla (Antioquia), San Andrés islas, Mariquita (Tolima) y otra cantidad en los departamentos de Bolívar, Córdoba y Magdalena. 

Además de la cantidad de grafitis que, según consultamos a expertos, se tratan de mensajes intimidatorios dirigidos hacia la comunidad, los hombres armados de las AGC también repartieron un panfleto único en todos los municipios, donde alegan no estar de acuerdo con las manifestaciones que se están llevando a cabo en el país en el marco del Paro Nacional, y que repudian “la desprotección institucional” y “los ataques del ELN contra la comunidad”.

Los gaitanistas

Para ubicar al lector, estas autodefensas son consideradas como uno de los tantos grupos armados que surgieron tras el proceso de paz que firmó Álvaro Uribe con las AUC de Carlos  Vicente Castaño. Pues según las personas de las mismas comunas 13, 16, 8 y los corregimientos de Altavista y San Cristóbal, los mismos hombres que fueron a entregarle las armas al Estado colombiano en señal de paz fueron los mismos que regresaron a estos lugares en buses y conformaron nuevos grupos armados que ahora tienen poblado todo el país. 

La amenaza de violencia y la guerra colombiana han evolucionado desde la Firma de los Acuerdos de Paz con la guerrila de las Farc en 2016. Algo bastante positivo es que los índices de violencia -sobre todo en el campo- han disminuido de manera considerable en los últimos años en el país, pues luego de más de medio siglo de guerra muchos poblados quedaron sin quien les rociara balas.

No obstante, y del otro lado de la moneda, nuevos grupos armados han surgido y han poblado aquellos lugares que dejaron desocupados los frentes de las Farc, y ocuparon largas extensiones de tierra sin que el Estado colombiano llegara a construir carreteras, hospitales, escuelas, y sin que ayudara al campo colombiano a salir de la oscuridad económica de la selva colombiana. Esto, aclaramos, está escrito en el Acuerdo de Paz, cuyo precedente de desarme de las guerrillas es tan solo el primer punto de un largo camino que Colombia debe recorrer para cumplir lo firmado en ese papel. 

Aclaremos que los gaitanistas, además de ser considerados el grupo al margen de la Ley con más fuerza en Colombia, tienen un flujo casi ilimitado de recursos que provienen de sus economías ilegales (la principal el narcotráfico), y todo este dinero les permite tener armas de primer nivel, les permite tener equipos de inteligencia con tecnología punta y hasta comprar la inteligencia que les haga falta en los pueblos ofreciendo billetes de 50.

Nota: Las AGC, Autodefensas Gaitanistas de Colombia, en el panfleto hablan de respetar la protesta social pacifica y advierten sobre el peligro de que la violencia se utilice en la protesta social, en ningún momento plantean la utilización de un plan pistola contra la Policía.

Total
7
Shares
Previous Post

La revolución bielorrusa “se atrinchera” en los barrios

Next Post

Consejo de Estado negó reclamación de Sociedad Hidroituango a EPM

Related Posts