El papa Francisco abogó hoy en Japón en favor de que las universidades sean «cada vez más inclusivas» y puedan mantener su autonomía y libertad.

El sumo pontífice habló en esos términos en un discurso que dio en la Universidad de Sophia de Tokio, fundada y regida por jesuitas, en el último acto de la visita a Japón que comenzó el pasado sábado.

En un salón de actos repleto de jóvenes, el papa afirmó que teniendo en cuenta que las universidades «siguen siendo el lugar principal en el que se capacitan los líderes futuros», sean «cada vez más inclusivas y generadoras de promoción social».

Asimismo, pidió que los centros de estudio e investigación «conserven su autonomía y libertad, en aras de un futuro mejor».

Al hacer en breve repaso de su estancia en Japón, que incluyó visitas a Nagasaki e Hiroshima, Francisco dijo que su estancia fue «breve pero intensa».

«A pesar de la eficiencia y el orden que caracteriza a la sociedad japonesa, se percibe que se desea y se busca algo más, el gran anhelo por crear una sociedad cada vez más humana, más compasiva y misericordiosa», agregó.

EFE