El papa viaja a Irak porque “no se puede desilusionar” a su gente otra vez

El Patriarca Católico Caldeo Louis Raphael I Sako de Babilonia habla a los medios de comunicación sobre los preparativos para la visita del Papa a Irak en la Iglesia Católica Caldea de San José en el distrito de Karada de Bagdad, Irak.

Ciudad del Vaticano, 3 mar – El papa Francisco explicó hoy que viajará este viernes a Irak, para una visita de tres días, “porque no se puede desilusionar” a este pueblo por segunda vez, después de que a Juan Pablo II no se le permitiera ir a ese país.

“Este viernes viajaré a Irak, para un peregrinaje de tres días. Desde hace tiempo deseo encontrar a este pueblo que ha sufrido tanto y a esta Iglesia mártir y en la tierra de Abraham (en Ur); con los otros líderes religiosos daremos otro paso para la hermandad entre los creyentes”, dijo Francisco tras la audiencia general celebrada en el palacio apostólico por la pandemia.

Ante un viaje que ha sido muy cuestionado por el riesgo debido a la pandemia, así como los últimos atentados y lanzamientos de misiles, Francisco aseveró: “Irak no puede esperar. Esperaba a Juan Pablo II y se le prohibió ir. No se puede desilusionar a un pueblo la segunda vez”.

El pontífice argentino, que visitará la capital Bagdad, Mosul, Erbil, Qaraqosh y Ur de los Caldeos, pidió oraciones para que “este viaje pueda ir bien” y se “realice de la mejor manera”.

Juan Pablo II había intentado en varias ocasiones viajar a Irak, pero en un principio incluso Estados Unidos intento disuadirle y al final no se realizó por la oposición del dictador Sadam Husein.

Francisco viaja a Irak en medio de una pandemia mundial y el país árabe ha decidido en estos días implementar toques de queda y prohibir las reuniones, pero desde el Vaticano se ha asegurado que la visita del papa respetará todas las medidas y que no se producirán aglomeraciones.

Francisco quiere llevar su cercanía a los cristianos, brutalmente perseguidos desde hace años en el país y sobre todo durante la invasión de los terroristas del Estado Islámico.

Además, el viaje servirá a dar un paso más en las relaciones con el Islam, ya que está previsto un histórico encuentro con la máxima autoridade chíi, el ayatolah Ali Al Sistani, en la ciudad sagrada de Nayaf.

Total
7
Shares
Previous Post

Orbán anuncia que su partido abandona el Partido Popular Europeo

Next Post

Sturgeon se defiende de la acusación de haber conspirado contra su predecesor

Related Posts