El presidente de Guatemala afirma que negocian liberación de rehenes en una cárcel

El presidente de Guatemala,Alejandro Giammattei. EFE/ Esteban Biba/Archivo

Guatemala, 31 agosto.– El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, aseguró este lunes que negocian con los miembros de la pandilla “Barrio 18” que han tomado a varios agentes penitenciarios como rehenes en una cárcel al sur del país.

“Quiero decirles a los pandilleros que desistan de su accionar. La policía tiene instrucciones de negociar con ellos la deposición absoluta de todas las acciones que están ocasionando y poniendo en riesgo la vida de los rehenes”, aseguró Giammattei en cadena nacional.

El motín se originó este lunes en la cárcel de máxima seguridad El Infiernito, en el departamento sureño de Escuintla, cuando miembros de “Barrio 18” tomaron como rehenes a diez guardias en respuesta al traslado de 23 de sus líderes a otras prisiones.

El portavoz de la Dirección General del Sistema Penitenciario, Carlos Morales, dijo a Efe esta tarde que el diálogo con los pandilleros dentro de El Infiernito “está en proceso”, y que hay unos 2.000 elementos de la Policía Nacional Civil a la espera de ingresar al penal, ubicado 75 kilómetros al sur de la capital del país.

“Los diez guardias están en normalidad. Los pandilleros no le han hecho nada a los guardias y su petición es que los pandilleros trasladados a los centros carcelarios, sean retornados al sector 11 (de la cárcel de Pavón, en Ciudad de Guatemala) o para El Infiernito (de donde fueron trasladados)”, agregó Morales.

“Hay una maldita relación entre las calles y las cárceles. Mientras más inseguras sean las cárceles, más inseguras van a ser las calles”, aseveró Giammattei durante su intervención en cadena nacional.

El mandatario guatemalteco indicó que “no está en discusión” la decisión de “dispersar” a los líderes del “Barrio 18”.

“Si no deponen su accionar, tendremos que llevar a cabo todas las medidas que estén en nuestro alcance”, añadió Giammattei.

El ministro de Gobernación, Oliverio García Rodas, aseguró que los 23 reos líderes de la pandilla trasladados este jueves “están sentenciados por delitos de alto impacto en la sociedad” y confirmó que no revelarían datos sobre la prisión en donde continuarán sus condenas.

Guatemala registró al menos 79.111 extorsiones durante los últimos 11 años, entre 2008 y 2019, de acuerdo a datos de la organización humanitaria Grupo de Apoyo Mutuo, con información recabada de la Policía Nacional Civil.

EFE

Total
2
Shares
Previous Post

Medellín está lista para la reapertura de restaurantes

Next Post

Así se rinde memoria y reparan las víctimas de desaparición forzada

Related Posts