El presidente de Panamá respalda a gremios en disputa con el Ministerio de Salud

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo EFE/Bienvenido Velasco/Archivo
Compartir:

Panamá, 8 marzo.- El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, trasladó este lunes su respaldo al gremio médico, que rechaza una resolución del Ministerio de Salud que rebaja el puntaje para aprobar la certificación médica, una medida que se mantendrá mientras dure el estado de emergencia por la pandemia.

“El examen básico de certificación en medicina debe ser de la más alta calificación, como siempre estuvo establecido, cualquier otra medida es un retroceso. Las escuelas de Medicina han tenido, tienen y tendrán todo mi apoyo. ¡NO HAY MARGEN PARA EL JUEGA VIVO! NCC”, escribió el presidente Cortizo en su cuenta de Twitter.

Los gremios de médicos y la academia han expresado su rechazo a una resolución del Consejo Interinstitucional de Certificación Básica en Medicina publicada el viernes en la gaceta oficial que reduce de 41,5 % a 34,5 %, o 360 puntos, el mínimo para aprobar el examen de certificación básica de medicina.

El ente, que forma parte del Ministerio de Salud (Minsa), argumenta en el documento que en medio de la pandemia tanto Minsa como la Caja del Seguro Social (CSS) deben tener el 100 % de las plazas de médicos internadas ocupadas, por lo “que estima procedente hacer ajustes a la puntuación del examen de certificación básica”.

Asimismo, el Minsa dijo en un comunicado que “la pandemia por coronavirus ha supuesto un impacto profundo en la formación médica de pregrado y posgrado. En los Estados Unidos (…) han cancelado y suprimido definitivamente partes del examen, dado la alteración profunda de los procesos formativos y la necesidad de ajustes de acuerdo a las restricciones de bioseguridad”.

“Luego de 12 meses de pandemia, la formación de médicos ha tenido un impacto, ya que no se han cumplido estrictamente con las prácticas clínicas, pese a ello, las universidades han otorgado los títulos de grado correspondientes” agregó el Minsa.

RECHAZO DE LA ACADEMIA Y LOS GREMIOS

El decano de la Facultad de Medicina de la estatal Universidad de Panamá (UP), Enrique Mendoza, defendió el sistema de certificación y aseguró este lunes que desde que se aplica el examen de certificación (2014) se han llenado las plazas de internos en los hospitales del país.

“No es cierto que no se estén llegando las plazas de internado. En el 2020, a pesar de la pandemia entraron 400 médicos internos a los hospitales docentes, todos ellos habían pasado el examen, y el 1 de abril entrarán otros 200”, dijo el decano de la Facultad de Medicina de la principal universidad del país.

El decano además denunció que pese a los “obstáculos” que impuso el Minsa el pasado viernes se realizó el examen de certificación médica correspondiente.

“Retrasaron documentos que nosotros necesitábamos para pagar los exámenes que habíamos hecho en octubre de 2020, dijeron que la Universidad estaba cerrada y que no se podía hacer el examen”, explicó.

Mendoza dijo además que existe un “anteproyecto” de ley en el Parlamento que busca supuestos cambios en la ley de internados y residencias médicas que exigió sea retirado porque “tratar de destruir un proceso (de formación) que nos ha costado cerca de 70 años”.

El Minsa dijo en un comunicado que “en lo que respecta a la Ley de internados y residencias, el Minsa no ha gestionado ningún cambio a las legislaciones vigentes en esta materia”.

La Asociación Panameña de Médicos Internistas (Aspami) ya expresó que la medida adoptada respecto a la certificación “no tienen sustento científico”, y afirmó que “el estado de emergencia nacional por la actual pandemia no debe ser una excusa para descuidar y disminuir la excelencia académica que hemos buscado” y que ha situado a Panamá “como un ejemplo”.

Francisco Sánchez Cárdenas, miembro del Consejo Consultivo de Salud en la lucha contra la covid-19, también repudió la resolución ministerial y expresó que “no se puede permitir este retroceso”.

Compartir:
Total
16
Shares