El Proceso Social de Garantías denuncia confinamientos, desplazamientos forzados y homicidios en Peque, Antioquia.

Foto del Proceso Social de Garantías, PSG.

Antioquia, 27 febrero de 2021.- La subregión occidente empieza un proceso de desestabilización producto de la violencia y criminalidad que vive el territorio.

El PSG fue el primero en advertir que no existían acciones de prevención por parte de la Gobernación de Antioquia y el gobierno Nacional ante el inminente desplazamiento forzado de las comunidades campesinas de algunas de las veredas del municipio de Peque, ubicado en la subregión del occidente del departamento de Antioquia.

 La denuncia del Proceso Social permite dilucidar que ya hay muchas familias escapando de sus viviendas debido a la dureza de la confrontación armada ente las disidencias de las Farc y las AGC por el control del territorio.

Lo que ocurre en Peque es igual a lo que se está presentando en el municipio de Ituango en el norte de Antioquia, la disputa armada entre estos dos actores de la guerra está dejando desplazamientos forzados, homicidios, desapariciones forzadas y permanente zozobra en las comunidades.

El alto riesgo de desplazamiento forzado en las veredas Nueva Llanada, Renegado Valle y Candelaria, se mantiene, no menos de 200 personas se están desplazando, la cifra al parecer aumenta con el paso de las horas y los días, además que se estaría dando el confinamiento de unas tres veredas, la ausencia de la institucionalidad es evidente.

Un ejemplo palpable de eso fue el asesinato de una joven embarazada, Elizabeth Orrego que según información recibida por la Agencia de Prensa Análisis Urbano no habría muerto en el fuego cruzado entre las disidencias de las Farc y las AGC, sino asesinada por miembros de las AGC.

Es tan grave la situación de orden público en la zona que el PSG, hace responsable al gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria y al presidente Iván Duque por la falta de garantías para las comunidades campesinas de las veredas donde se están presentando los combates.

Los desplazados están siendo atendidos por la Personería Municipal, se prevé nuevos desplazamientos forzados.

Reitera el PSG que los desplazamientos forzados no cesan en el municipio de Peque y que, pese al llamado de urgencia, no se han activado de manera clara las rutas de prevención, solo las de atención.

También que las comunidades solicitan urgente una Misión Humanitaria de organismos internacionales.

Este 27 de febrero el Proceso Social de Garantías denuncia que otra mujer fue asesinada en Peque, esta vez ocurrió en la vereda Portachuelo, su nombre era Claudia Andrea Piedrahita, tenía 33 años de edad.

Apunte urbano y rural:

  1. La comunidad que registra más desplazamientos forzados es la vereda Nueva Llanada, sin embargo, se conoce que algunos habitantes de las veredas Renegado Valle y La Candelaria han huido hacia otros lugares. Permanecen en alto riesgo por presencia de actores armados ilegales la vereda Bellavista.

2. El PSG denuncia que mientras el municipio de Peque se desangra, la prioridad de la fuerza pública es cuidar las empresas multinacionales de la minería

3. Este sábado 27 de febrero se realizará un acto simbólico en el municipio de Peque, “Somos Esperanza” buscando que la comunidad fortalezca la paz en el territorio.

Total
4
Shares
Previous Post

La UE pide la liberación de las 317 alumnas secuestradas en Nigeria

Next Post

Brasil encadena cinco días con más de 1.300 muertes diarias por covid-19

Related Posts