El director de la DEA para la región andina, Richard Dobrich, aseguró que en Colombia hay presencia de carteles de la droga mexicanos realizando negocios ligados al narcotráfico, una verdad de peso que tanto la Agencia de Prensa Análisis Urbano, como la corporación Corpades ya habían advertido, pero que las autoridades locales desestimaron y hasta desmintieron, poniendo en duda nuestro trabajo investigativo, responsable, serio y veraz. O está fallando la inteligencia de la institucionalidad o quieren callar con algún innoble objeto la verdad que otros vemos y advertimos. Cualquiera de las dos opciones reviste una gravedad de la que no nos vamos a ocupar, pues no es nuestro estilo ni nuestro objetivo.

En la entrevista concedida al periodista Juan David Laverde de Noticias Caracol, Dobrich nos da la razón. Asimismo, el director de la DEA habló de John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, de Iván Márquez, de alias Guacho y de la extradición de Jesús Santrich.

Señaló que el departamento de Nariño produce más hoja de coca que Bolivia y que no cree que Colombia pueda ser descertificada por Estados Unidos.

También indicó que no está de acuerdo, como padre, con la legalización de la droga, tampoco como agente de la DEA, porque le ha tocado ver el daño que los estupefacientes producen a quienes los consumen, así como la guerra que genera.

Para Dobrich, en Colombia no hay grandes capos del narcotráfico. Lo que sí le preocupa son estructuras como la Oficina del Valle de Aburrá (Oficina de Envigado, dijo), porque “son especialistas en el cobro y son inversionistas”. Así como las AGC o Clan del Golfo, “aunque están muy débil gracias a las acciones de la Policía, el CTI y las Fuerzas Militares”.

Advirtió que hacia Europa se transportan toneladas de cocaína y que Australia, si no es el gran comprador de drogas, está muy próximo a serlo. Asimismo, apuntó que en Colombia la tendencia es a que desaparezcan los carteles y los capos y surjan más sujetos como alias Guacho, que es un “contratista independiente y violento”.

Finalmente, juró por Dios que no está involucrado en un escándalo de prostitución y uso ilegal de carros oficiales de la embajada en Bogotá. “Es una mentira totalmente. No voy a involucrarme en una conducta ilegal, inmoral. No pondré una mala sombra a mi agencia que quiero mucho”.

Transcribimos la entrevista que el director de la DEA, Richard Dobrich, concedió a Noticias Caracol.

Juan David Laverde: ¿Un kilo de cocaína en Tumaco cuánto vale?
Richard Dobrich: Entre 1.500 hasta 2.200 dólares.

JDL: Después pasa a Centroamérica, ¿Cuánto cuesta en El Salvador, por ejemplo?
RD: Entre 12.000 dólares y 14.000 dólares.

JDL: Y, ¿cuándo llega a Nueva York?
RD: Hasta 40.000 dólares. Y en Australia, unos 200.000 dólares. Ese mismo kilo que vale 2.000 dólares en Tumaco. Australia no es el mercado máximo, pero está cerca.

JDL: Desde hace un buen tiempo se dice que no hay carteles en Colombia, pero se asegura que los carteles mexicanos ya están operando en Colombia, ¿eso es así?
RD: Si me pregunta si hay presencia de carteles mexicanos en Colombia, tratando de finalizar un negocio, sin duda. Sin duda ninguna. Puede haber casos en los que vienen emisarios de los carteles para finalizar una compra. Pero situaciones donde se controlen laboratorios, se dominen hectáreas de coca, no hemos visto, en nuestros casos.

JDL: Y, ¿es México o hay otros países que ya están muy metidos con el negocio de la coca en Colombia?
RD: La cocaína que va por Europa, por ejemplo, la controla el Clan del Golfo, por ejemplo, las envían por contenedores. Son mafias de Europa que están haciendo esta compra. Lo mismo en Asia, China, Japón, Australia. Es decir que, desafortunadamente este país es, hasta el momento, un gran proveedor de cocaína, entonces, donde hay demanda, vendrán a buscar.

JDL: ¿Cuál es la región, acá en Colombia, que más le preocupa a la DEA en tema de producción y mercadeo de cocaína?
RD: Debe ser Tumaco y el departamento de Nariño, porque tienen capacidad de sembrar más coca que el país de Bolivia, por ejemplo.

JDL: ¿Es decir que en Nariño hay más coca que en Bolivia?
RD: Sí.

JDL: Este tipo alias Guacho, ¿es realmente una persona tan importante en ese corredor, o hay gente encima de él?
RD: Guacho es un disidente de las Farc que está dirigiendo en este negocio. No está actuando solo, pero está trabajando como un contratista independiente, con su propia pandilla. Lamentablemente no es el único.

JDL: ¿Qué condiciones tiene Colombia, distintas de otros países, que hacen que el mercado de la cocaína y que este negocio sea tan difícil de erradicar?
RD: Hay una situación bastante seria en la gran cantidad de cultivos de coca, eso es muy preocupante. Pero quiero reforzar el mensaje que bajo el liderazgo de la Policía, las Fuerzas Militares, la DEA y otras agencias, hemos desarticulado redes, tras redes, tras redes. Una vez que una persona como Guacho, como David, como Gavilán, como cualquier otro, llega como a ser una figura pública, se puede contar que en meses va a ser esposado o extraditado.

JDL: Sin embargo, se siguen reproduciendo estos carteles o minicarteles. ¿No estamos en mora de dar una discusión sobre una eventual legalización de la droga?
RD: Yo como padre, no estoy de acuerdo con eso. Yo como agente de la DEA, puedo decir que eso es contra de la ley federal. El pueblo colombiano tiene absolutamente la soberanía para llegar a cualquier conclusión. Pero mi consejo, como padre, como una persona que ha visto la tragedia que ha causado la droga, en particular a los niños, yo pienso que no es una buena idea.

JDL: ¿Hay posibilidades de que Colombia pueda ser descertificada?
RD: Yo no creo que sí. Un país que es tan colaborador, dando tantos esfuerzos. Sé personalmente que no hay otro país que haya perdido tanta sangre de policías y militares ejerciendo esta lucha contra no solo el narcotráfico, sino contra el terrorismo, etc. Yo no creo que Colombia sea descertificado y espero que nunca.

JDL: ¿Cuál es el gran capo que hay en Colombia?
RD: Lo que me preocupa a mí, es la Oficina de Envigado, que son especialistas en el cobro, son inversionistas. El Clan del Golfo, muy preocupante, aunque está muy débil bajo las acciones de la Policía, el CTI y las Fuerzas Militares.
Estamos entrando a una época donde, en mi opinión, vamos a encontrar gente como Guacho, contratistas independientes que son muy violentos, pero la ventaja que tiene la Fuerza Pública es que no son tan sofisticados.

JDL: ¿Cuántas toneladas de cocaína sigue sacando Colombia, anualmente?
RD: Se puede producir hasta 920 toneladas métricas. Es mucho, sin ninguna duda. Pero, al mismo tiempo, es importante para el público conocer que las Fuerzas Militares, la Policía, están haciendo incautaciones de 400, 500 toneladas métricas anualmente, que es una cantidad tremenda.

JDL: Hablemos de las Farc. En su criterio y con ocasión de las investigaciones que ha hecho la DEA, ¿ellos han cumplido?
RD: Pues, las Farc se desmovilizaron, están en un proceso de paz con el Gobierno. No estamos investigando las Farc como un organismo. Es decir, que la DEA esté saliendo cada mañana tratando de hacer un caso nuevo, vigilancia, no.

JDL: Pero, en general, ¿usted nota de parte de los señores que se desmovilizaron una actitud para cumplir y honrar los acuerdos?
RD: Las Farc, obviamente bajo el código de paz, que es supremamente importante, soportamos este acuerdo. Sabemos que nadie en Colombia nadie quiere que la guerra siga. Estoy feliz que hay paz hoy.

JDL: Jesús Santrich, uno de los principales jefes de la antigua guerrilla de las Farc, desmovilizado, hoy solicitado en extradición por los Estados Unidos. Ese caso, ¿cómo lo desarrollaron ustedes?
RD: Fue acusado bajo una gran jurado, en el distrito de Nueva York. Fue la autoridad competente en los Estados Unidos, es la fiscal en el distrito sur de Nueva York.

JDL: Siempre se ha venido especulando, si hay otros jefes de las Farc metidos en actividades de narcotráfico. Se habla mucho de Iván Márquez, ¿eso es así?
RD: Lo que puedo compartir con usted es que el señor no es acusado, en un gran jurado. No puedo comentar si es o no es. No está bajo investigación tampoco.

JDL: ¿Estados Unidos está investigando a Popeye, el tristemente célebre lugarteniente de Pablo Escobar?
RD: Si el violó alguna ley después de ser deportado es posible. Es muy fácil no ser investigado por la DEA, simplemente no trafiques con drogas y no vas a estar bajo nuestra investigación.

JDL: En un reporte señalan que usted está bajo investigación por un tema de prostitución y uso ilegal, al parecer, de carros oficiales de la embajada en Bogotá. ¿Cuál es su versión de los hechos?
RD: La verdad, bajo Dios, es que es una mentira totalmente. Yo venía a Colombia después de un escándalo sobre un tema muy similar, el del servicio secreto en Cartagena en 2012, y yo acepté ese cargo con el compromiso de ejecutar mis obligaciones para liderar la oficina de la DEA, de hombres y mujeres que son muy dedicados, muy profesionales. Y menos yo voy a involucrarme en una conducta ilegal, inmoral y no voy a traer una mala noticia, mala sombra a mi agencia que quiero mucho.