La Asociación Campesina para el Desarrollo del Alto Sinú, Asodecas, denunció en un comunicado que en el Alto Sinú se levantan minas ilegales de carbón a cielo abierto “ante la mirada tolerante de las autoridades civiles y militares; es una animadversión del espíritu del acuerdo para la Paz y fin de conflicto firmado por el Estado Colombiano y las extintas Farc”.

Aseguró la Asociación que existe una mina ilegal de explotación de carbón a cielo abierto en la vereda la Chica, del corregimiento Palmira, en Tierralta, Córdoba, que presumen es controlada por actores armados irregulares que dominan esos territorios, pese a que han hecho las denuncias ante las autoridades competentes del departamento de Córdoba.

“La operatividad de la misma continúa causando daños graves, irreparables al ecosistema, a la fauna silvestre, flora, pero en especial a las fuentes hídricas que nacen dentro del parque nacional Nudo del Paramillo y que son por supuesto el caudal que continúa camino para bañar a los pueblos del Bajo Sinú, centro y sabanas”, sostuvo Asodecas.

La Asociación exigió al Estado colombiano, en cabeza del presidente Iván Duque, que no permita que las zonas dejadas por las Farc se conviertan en fortín para los negocios que derivan en rentas ilegales para actores armados irregulares. Y en ese sentido, que las autoridades civiles y militares de orden regional, departamental y del municipio de Tierralta hagan algo para conjurar estos hechos violatorios de los Derechos Humanos.

Finalmente, Asodecas pide a la Procuraduría, a la Fiscalía, a la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, a la Defensoría del Pueblo, al Ministerio del Interior y a la ONU, que investiguen, desmantelen organizaciones criminales, atiendan la explotación de carbón en manos de grupos armados ilegales, se den reales garantías, reconocimiento y respeto a la labor de los integrantes y organizaciones de la Marcha Patriótica, Asodecas, Anzorc y Coccam y se acompañe y apoye a la comunidad ante la vulneración de los derechos humanos en la región.