Un niño de 13 años fue atacado a bala dentro de una vivienda del barrio Buenos Aires, del municipio de Bello, norte del Valle de Aburrá, en horas de la tarde de este martes 21 de mayo.

El hecho ocurrió en la calle 62A con carrera 57, sector la Cumbre, cuando el menor esperaba a un amigo con quien iría a jugar fútbol. Sicarios se acercaron hasta él y le dispararon al parecer porque no era conocido en el sector.

Con ayuda de vecinos y allegados fue trasladado al hospital Rosalpi, en el que falleció minutos después.

El niño, identificado como Santiago Mena, y a quien de cariño le decían Menita, entrenaba desde que tenía ocho años y su sueño era convertirse en un cotizado jugador de fútbol.

En un comunicado, el club deportivo Molino Viejo lamentó lo sucedido:

«El Club Molino Viejo expresa su dolor y su tristeza por este tipo de noticias que empañan a la ciudad y al fútbol.

Saber que la vida de un deportista se apaga por culpa de la violencia que se vive en la ciudad es inexplicable.

Luchamos día a día porque los jóvenes encuentren en el deporte una salida de bien y la materialización de sus metas, pero rechazamos que la violencia nos quite a los deportistas que luchan por sus sueños.

Nos unimos al dolor que siente el mundo del fútbol y sus familiares.
En especial los clubes #CampoAmor y @cdestudiantil que aportaron en la formación del deportista Santiago Mena de la categoría 2005 en los torneos de @antioquialaf #NoMásViolencia #NoMásMuertes #SantiagoMena».