El párroco Alirio Bedoya fue atacado a puñal en horas de la mañana de este sábado 15 de diciembre por un sujeto que, según las autoridades locales, presenta problemas siquiátricos.

La agresión ocurrió en el municipio de Jardín, Suroeste antioqueño, en la urbanización Piedemonte, ubicada a seis cuadras del parque principal de la cabecera municipal, en la que el sacerdote realizaba un oficio religioso.

El agresor, de aproximadamente 23 años y quien fue capturado minutos después gracias a la rápida reacción de las autoridades, se acercó al cura por la espalda, lo apuñaló en dos oportunidades y luego emprendió la huida.

El religioso fue trasladado al hospital Gabriel Peláez Montoya, en el que recibió atención médica. Tras un par de horas fue dado de alta y llevado a la casa cural de la Basílica menor Inmaculada Concepción, donde se recupera satisfactoriamente.