En Mozanbique Las tropas de la SADC matan a 18 terroristas yihadistas

Fotografía tomada en octubre de 2013, que muestra a un soldado mozambiqueño sentado sobre una ametralladora automática antiaérea en la entrada de la base militar de Afonso Dhlakama, en Santungira (Mozambique). EFE/Antonio Silva
Compartir:

Maputo, 27 de septiembre de 2021.- Las tropas de la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC) desplegadas en Mozambique para luchar contra el yihadismo mataron este fin de semana a 18 “terroristas” en dos operaciones militares.

Según informó en un comunicado emitido a última hora del domingo la misión de la SADC -bloque regional de 16 países- en Mozambique (SAMIM), sus fuerzas lanzaron el sábado una ofensiva contra el grupo islamista Al Sunnah wa Jamaah (ASWJ), más conocido localmente como Al Shabab, en la provincia norteña de Cabo Delgado.

Las tropas de la SAMIM destruyeron una “base terrorista” en el asentamiento de Chitama, en el distrito de Nangade, durante una intervención en la que “17 terroristas fueron muertos”, un soldado perdió la vida y tres uniformados más resultaron heridos.

El domingo, militares del bloque regional se enfrentaron a los yihadistas en la zona del río Messalo, en un combate en el que mataron a insurgente, detuvieron a otro sospechoso de ser un maestro y confiscaron tres rifles.

Imagen/DW

“La fuerzas de la SAMIM que apoyan al Gobierno de Mozambique continúan creando las condiciones necesarias para un retorno a la vida normal en la provincia de Cabo Delgado mientras persigue a los terroristas”, agregó el comunicado.

 La SADC inició el pasado julio el despliegue de tropas en Mozambique para ayudar al Ejército Mozambiqueño contra los yihadistas.

 Ruanda, que no pertenece a la SADC, fue el primer país africano en enviar 1.000 soldados a Mozambique. De hecho, cuatro soldados ruandeses han muerto y catorce han resultado heridos en choques con los yihadistas desde julio, confirmó hoy a Efe un portavoz del Ejército de ese país.

A Ruanda le siguieron dos naciones del bloque: Botsuana (que movilizó cerca de 300 uniformados) y Sudáfrica (1.500).

Zimbabue también mandó algo más de 300 instructores militares para entrenar a soldados mozambiqueños, mientras Angola participa igualmente en la misión con una aportación más modesta.

Las fuerzas de Ruanda, que recibieron este fin de semana la visita de su presidente, Paul Kagame, y Mozambique recuperaron el pasado 8 de agosto el control de la estratégica ciudad portuaria de Mocímboa da Praia, que se había convertido en un bastión yihadista.

El detonante de la ayuda militar extranjera fue el brutal ataque cometido por los yihadistas el pasado 24 de marzo en la ciudad costera de Palma, donde además se desarrollan millonarios proyectos gasísticos capitaneados por la multinacional francesa Total.

El ataque, que desembocó en un asedio de la ciudad que se prolongó durante varios días, causó decenas de muertos y forzó el desplazamiento de unas 70.000 personas.

Al Shabab, que no guarda relación con el grupo homónimo de Somalia, aterroriza el norte de Mozambique desde octubre de 2017 y ha causado más de 3.300 muertos, entre ellos más de 1.490 civiles, según las últimas cifras del Proyecto de Datos de Ubicación y Eventos de Conflictos Armados (ACLED).

El conflicto yihadista también ha ocasionado el desplazamiento de más de 732.000 personas en Cabo Delgado, según datos de la ONU.

EFE

Compartir:
Total
1
Shares
Previous Post

La junta birmana a punto de matanzas y bombardeos trata de controlar las regiones rebeldes

Next Post

La mafia de Países Bajos tiene en la mira al primer ministro Mark Rutte

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: