La Fiscalía impuso medida de aseguramiento en contra de María Eugenia Tovar Grijalba como presunta determinadora del homicidio de su esposo Santiago Iván Palao Piedrahita, ocurrido el 18 de enero de 2016 en zona rural del municipio de Yumbo, en el Valle del Cauca.

El homicidio, según se conoció, sucedió en la finca de la víctima. La imputada habría pagado un millón 400 mil pesos para la muerte de su esposo, para lo que contrató a tres personas.

A la mujer se le formularon cargos de homicidio agravado y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones, en calidad de determinadora.

Por determinación de un juez, Tovar Grijalba deberá cumplir medida de aseguramiento y será traslada a la cárcel de Jamundí. Por los mismos hechos, la Fiscalía vinculó a la investigación a Gustavo Alberto Grajales Isaza como presunto autor material del homicidio.